laopcionnota
¿Cuántas muertes se necesitan?
¿Cuántas muertes se necesitan?

Columnas martes 07 de mayo de 2019 - 03:07


De nueva cuenta tenemos un lamentable hecho sucedido en instalaciones de la UNAM, ahora se trata de Aideé Mendoza Jerónimo, estudiante de 18 años del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), plantel Oriente, quién falleció este 29 de abril luego de recibir un balazo dentro del aula.

Cuando esta chica de origen poblano llegó a la ciudad de México, con su deseo de estudiar ciencias forenses en CU, jamás pensó que encontraría la muerte en la escuela.

En el salón donde sucedieron los hechos, ubicado en el edificio P, la alumna del sexto semestre comenzó a dolerse del costado derecho y luego se desvaneció. En ese momento arribaron rescatistas del ERUM, quienes diagnosticaron un infarto agudo al miocardio, por lo que fue trasladada al hospital del ISSSTE, donde murió.

La Procuradora General de Justicia de la CDMX, Ernestina Godoy, señaló en el programa Despierta con Loret, el 1 de mayo, que la bala salió del mismo salón de clases y dos días después dijo que la bala vino del exterior y se detonó a 150 metros de distancia, por lo que hay rumores de que se trató de una bala perdida.

La PGJ señaló en un comunicado que “elementos de la Policía de Investigación y peritos realizan las diligencias necesarias para esclarecer cómo ocurrieron los hechos” y se está investigando el caso bajo el protocolo de feminicidio, se analiza el contexto y situación familiar de la joven, todo ello en alusión a la presunta manta que apareció dentro del plantel.

Algunos alumnos dieron la versión de que, previo al desvanecimiento de Aideé, se escuchó como cuando descorchan una botella y también señalaron pancartas en el plantel advirtiendo que algo sucedería.

Por su parte la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, ha dicho que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es quien deberá solicitar el reforzamiento de seguridad en sus instalaciones, porque nosotros respetamos mucho su autonomía y ellos van a decidir bajo qué circunstancias.

No es la primera vez, que se da un hecho de esta naturaleza en la UNAM, es a todas luces evidente que la Universidad, no puede garantizar en sus instalaciones la seguridad de sus alumnos y urgen acciones de coordinación entre las autoridades locales y federales para solucionarlo; con el escudo de la autonomía universitaria se está poniendo en riesgo la seguridad de nuestros jóvenes.

Si resulta cierto que el homicidio, se dio, como resultado de una bala perdida, nos indicaría que la delincuencia en las inmediaciones del CCH ha rebasado a las autoridades de la alcaldía de Iztapalapa y del Gobierno de la Ciudad de México. ¡Es urgente que se garantice la seguridad en las instalaciones de las UNAM, no queremos más casos como el de Aideé!

•Especialista en Derecho Constitucional
y Penal.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


La función de los recintos culturalesColumnas
2019-05-20 - 01:52
NacionalismoColumnas
2019-05-20 - 01:49
IngresosColumnas
2019-05-20 - 01:46
Línea 13Columnas
2019-05-20 - 01:42

+-