laopcionnota
¡El sueño del tren!

¡El sueño del tren!

Columnas viernes 26 de abril de 2019 - 02:07


El Tren Maya, el proyecto más ambicioso por su tamaño, del gobierno mexicano. Está envuelto en un manto de dudas, preguntas y, dificultades por salvar. Eso sí, de que va, va, ya se ha dicho, no importan las voces en contra de ambientalistas, de los pueblos indígenas, de especialistas. Es una decisión tomada, incluso está por ser abalada mediante una “consulta nacional”.

Son mil 500 kilómetros los que recorrerá este tren por cinco estados del sureste, el costo anunciado de la obra es de aproximadamente 150 mil millones de pesos y, el inicio de operaciones para 2023.

El Tren Maya, según se ha manifestado busca impulsar el desarrollo del sureste mexicano, el turismo, ser una alternativa de transporte tanto de personas, como de productos diversos.

Se trata de un proyecto muy complejo por el nivel de impacto que implica (independientemente de si éste será negativo o positivo) y, que a pesar de que se promueve como un “nuevo paradigma de turismo”, al menos en principio y puesto que se carece de una evaluación detallada, pareciera estar más apegado al viejo “progreso” ese que devasta zonas naturales, afecta negativamente el tejido social, perjudica a mediano y largo plazo la economía local y promueve una afectación al patrimonio arqueológico del país, así como un deterioro del patrimonio biológico y cultural.

En el sitio oficial del proyecto se especifica que éste “se basa en un modelo de desarrollo sostenible que impulsa el crecimiento económico sin afectar el ambiente”; sin embargo, no debemos olvidar las experiencias previas de “progreso” en la zona (por ejemplo, Cancún y Playa del Carmen) que han beneficiado a turistas, empresarios y desarrolladores, pero no a la población local, hay un alto riesgo de que el Tren Maya terminará por tener un impacto social negativo.

La apuesta del Tren Maya debe convencer a los habitantes de las comunidades por donde pasara, tarea nada fácil, sobre todo cuando consideramos los alcances del ejército zapatista de liberación nacional (EZLN) que puso en tanto conflicto al gobierno en 1994. “Estamos en el proceso de diálogo y esperamos su cooperación”, se escucha en Palacio Nacional; sin embargo, nada definitivo hay aún.

El gobierno mexicano, te puedo adelantar, está por anunciar cambios en toda la zona del Istmo, creará una zona única para integrarlo como “un logro más” del Tren Maya y, dejará en el olvido el proyecto en operación de las zonas económicas especiales.

Y no es que seamos mal pensados, sólo pregunto si, ¿los recientes incendios en el sureste han sido provocados con alguna intención? Hay voces que hablan de la muerte de cientos y hasta miles de árboles por donde precisamente correrá el Tren Maya.

•Doctora en Relaciones Internacionales
ncalmarosa@gmail.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Investigado y busca cargoColumnas
2019-09-13 - 02:51
Pessoa íntimoColumnas
2019-09-13 - 02:47
¿Quién es el responsable?Columnas
2019-09-13 - 02:41
IngresosColumnas
2019-09-13 - 02:40

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-