facebook comscore
“Es de suma urgencia que se apruebe el proyecto de rescate del Polyforum”

“Es de suma urgencia que se apruebe el proyecto de rescate del Polyforum”

Entornos martes 10 de diciembre de 2019 - 02:36

Por José Pagés
entornos@contrareplica.mx
David Alfaro Siqueiros es considerado uno de los tres grandes muralistas mexicanos junto a Rivera y a Orozco. Su legado no se reduce sólo a su capacidad estética o militar sino que abarca un amplio compromiso político y social que quedó inmortalizado en La marcha de la humanidad, una serie de 12 murales que adornan el llamado Diamante del Plyforum Siqueiros y que ahora se ven amenazados debido a la intemperie y a un extenso proceso burocrático en el que no se termina de iniciar la restauración del inmueble. En entrevista a ContraRéplica, David Constantino Rodríguez Siqueiros, bisnieto del pintor, aborda la situación y hace un llamado a las autoridades capitalinas para que brinden la autorización y las obras sean rescatadas.

¿Quién fue José David Alfaro Siqueiros en el contexto social, político y artístico?

Siqueiros fue un incansable defensor de una democracia nacional y global. Un artista comprometido con las causas campesinas y sindicales no solo con la plástica, en la que plasmó con su pincel y pistola de aire, las injusticias sociales que se vivían en el contexto cotidiano de su época. Siempre alzó la voz y el fusil en contra de la marginación, la desigualdad y las injusticias sociales. Siempre fue un aguerrido opositor del fascismo, un radical luchador y activista. Un personaje casado con sus ideales hasta el fin de sus días.

¿Cómo fue su participación en la Revolución mexicana?

Con tan sólo 18 años, Siqueiros se alista en el Ejército Constitucional de Carranza a las órdenes del general Manuel M. Diéguez para luchar contra el gobierno de Victoriano Huerta. Esta experiencia marcó profundamente sus creencias políticas y su convicción ideológica, algo que se refleja en sus obras con temáticas de libertad, lucha de las clases sociales y la misma Revolución.




¿Cuántas veces estuvo encarcelado y por qué?
Muchas veces estuvo encarcelado por su ideología política y su pasión temperamental. Una de ellas fue por el atentado a León Trotsky aquel 24 de mayo de 1940, donde mi bisabuelo, acompañado de sus cuñados Luis Arenal Bastar y Leopoldo Arenal Bastar y un grupo de campesinos armados, descargaron ráfagas de balas a la casona de Coyoacán. Posteriormente fue capturado junto a mi bisabuela, Angélica Arenal Bastar, en las cuevas de Hostotipaquillo, Jalisco, donde con las identidades falsas de “Macario Huizar” y “Eusebita” se hacían pasar por campesinos. Se iría al exilio en abril de 1941. Pero sin lugar a dudas su presidio más largo y fuerte fue por su participación en el movimiento ferrocarrilero el 9 de agosto de 1960. Acusado del “delito de disolución social” la sentencia era de 8 años, pero Lopez Mateos no pudo con la presión nacional e internacional, y fue liberado el 13 de julio de 1964.

¿Cómo fue el exilio después del atentado a Trotsky?
Aquí hay una anécdota poco conocida, días antes de ganarse la libertad bajo fianza, Siqueiros fue sacado de su celda a las 3:00 de la mañana con los ojos vendados. Lo subieron a un coche y abandonó la cárcel por la parte trasera. ¿Qué te imaginarías? que te van a dar el tiro de gracia. No fue así. Ocurrió lo inesperado. El coronelazo se encontraba frente a frente con el general Manuel Ávila Camacho en su residencia particular en La Herradura. El general le dijo a Siqueiros: “Usted y yo dormimos juntos”, a lo que el maestro, sorprendido, sin recordar tan singular suceso, le recordó el general: “Sí, en efecto, durante los aciagos combates de las filas del ejército de la revolución en Irapuato, en una tormenta me acerque a tu compañero de armas siendo yo teniente. Le pedí que nos dejara pasar la noche en su cuartel a lo que respondió que no había lugar, pero tu escuchaste y me jalaste del brazo y me dijiste: “Teniente, vengase conmigo a mi petate, ahí pasara usted la noche”, y para concluir el presidente agregó: “Ya ve señor Siqueiros que usted y yo hemos dormido juntos” y así 25 años después le pago el favor. Lo mandó al exilio voluntario con destino final en Chillan, Chile. El conducto seria Miguel Alemán Valdés, que con discreción llevó a mis bisabuelos y a mi abuela Adriana al aeropuerto para salir del país.

El regalo de Ho Chi Minh
Como es de tu conocimiento, tu abuelo don José Pagés Llergo fue a Vietnam en 1968 para realizar un reportaje para su revista Siempre al que tituló “Hanoi me recibe entre bombas y canciones. Antes de viajar a Vietnam, Don Pagés visito al general Lázaro Cárdenas, quien le dio una carta para Ho Chi Minh y a su vez Siqueiros le dio un grabado para Ho Chi Minh. Al llegar a Hanoi tu abuelo describe los bombardeos a la cuidad y al mismo tiempo las fiestas y los festejos. ¡Yo no podría imaginar algo más surrealista! Los vietnamitas habían conseguido derribar un avión y el regalo para Siqueiros fue el disparador de esa bomba y para el general Cárdenas una carta. No puedo imaginar un escenario más kafkiano al imaginar a tu abuelo con la carta y testimonio del bombardeo.

La muerte del coronelazo
A finales de 1973, precisamente en noviembre, Siqueiros cae en cama a consecuencia de un cáncer terminal. Sus últimos meses de vida los pasó pegado a dos enfermeras, a mi padre, a mi abuela, a mi bisabuela y a dos tanques de oxígeno. El coronelazo dió su último suspiro en esta vida terrenal el 6 de enero de 1974. Se iba el último de los tres grandes. El primero en llegar a la residencia de Cuernavaca fue Mario Moya Palencia, secretario de Gobernación, seguido de Rufino Tamayo, Mario Moreno Reyes “Cantinflas” y el presidente Luis Echeverría Álvarez, junto con muchos intelectuales. La prensa inquieta a las afueras del taller, se reunían esperando la confirmación de la trágica noticia. Leopoldo Arenal Bastar cuñado del pintor informó a la prensa. No se hicieron esperar las llamadas incesantes de líderes mundiales para expresar su pésame. El féretro con su cuerpo fue instalado en su taller cubierto con nuestra bandera nacional, como él lo pidió. Alrededor de las 5:00 de la tarde su cuerpo fue trasladado al Palacio de Bellas Artes para ser velado. La guardia de honor estuvo encabezada por el expresidente Luis Echeverría, sus secretarios de Estado y una multitud que se despedió de uno de los personajes más queridos y polémicos de México y del mundo. Sus restos descansan en la Rotonda de los Hombres Ilustres.
¿Cuál es la situación actual del Polyforum Siqueiros?
La situación es muy compleja pero afortunadamente existe solución. Mi padre y yo hemos contactado con Alfredo Suárez, quien hace un par de años nos mostró el proyecto de rescate que llevará a cabo su hijo, el arquitecto Esteban Suárez. Comprendemos perfectamente la complejidad y la situación del mural más grande del mundo. Es de suma urgencia que se aprueben los trámites correspondientes para dar luz verde al proyecto de rescate. De otra forma será demasiado tarde y el daño a la Capilla Siqueiros será irreversible. Estamos seguros de que con este nuevo gobierno se darán las condiciones conforme a derecho, para solucionar el abandono que ha sufrido por tantas décadas La marcha de la humanidad.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Rematan máscara de Teotihuacán en 1 MDP Entornos
2020-01-23 - 00:00
¿El coronavirus se presenta en mascotas? Entornos
2020-01-22 - 20:24
+ -