laopcionnota
“Feminicidio, nunca más”, la despedida para Aliana

“Feminicidio, nunca más”, la despedida para Aliana

Ciudades miércoles 24 de julio de 2019 - 02:59


POR CARLOS JIMÉNEZ

Su negocio en Avenida Mazatlán, en La Condesa, quedó cerrado. Aliana Villarreal ya no volvió para abrirlo como lo hacía a diario. Alguien colocó un pequeño letrero en la cortina metálica “Feminicidio, nunca más”, se lee en él. Aliana Villarreal González tenía 35 años, y fue asesinada hace unos días en su departamento en la colonia San Miguel Chapultepec, de la Miguel Hidalgo.

La encontraron desnuda sobre su
cama. Envuelta en una sábana de satín color gris. Tenía golpes en el rostro, la cabeza, los brazos, las piernas… sus dos perros estaban ahí, junto a ella.

Elementos de la Policía de Investigación (PDI) detuvieron ya al principal
sospechoso del crimen: se trata de su pareja.

De acuerdo con los reportes de las
autoridades, Alian a vivió durante algún tiempo solo con sus dos perros en ese departamento. Sin embargo, hace unos meses su pareja se mudó con ella. A decir de sus amigos, constantemente era agredida por este hombre llamado Fernando.

La tarde del viernes 12 fue vista por última vez. Ese día su padre la buscó por teléfono, pero no la halló. Una de sus amigas le llamó, pero no pudo localizarla. Su vecina Florencia, la que vivía en el departamento de enfrente, tampoco supo de ella.

Dos días después, el domingo 14, Rodrigo Muñoz, uno de sus vecinos que tenía duplicado de las llaves, entró al lugar para investigar qué pasaba. Eran las 18:30 horas cuando decidió entrar,se señala en el expediente CI-FCIH/UI3C/D/00187/07-2019.

Lo primero con lo que se encontraron fueron los dos perros de Aliana. Iban y venían por el pasillo que lleva a la recámara.

Mientras avanzaban, encontraban manchas de sangre. Había en la cerradura del baño, en el piso también. Cuando entraron a la recámara hallaron a Aliana. Estaba sobre su cama, envuelta con una sábana manchada de sangre. Una de las paredes, un closet, una sábana en el piso… la sangre estaba por todos lados.

Los agentes de la Policía de Investigación (PDI) comenzaron a indagar el caso. Hallaron cámaras de seguridad y recabaron pruebas. Al poco tiempo detuvieron a su pareja.

El negocio de Aliana quedó cerrado. Ahí vendía joyería, playeras, gorras, cervezas artesanales… pero ahora sólo está el letrero en la cortina metálica: “Feminicidio, nunca más”.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

YC/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-