facebook comscore
“La violencia de género en la UNAM tiene que desaparecer”

“La violencia de género en la UNAM tiene que desaparecer”

Nación lunes 11 de noviembre de 2019 - 23:14

POR MARÍA CABADAS
maria.cabadas@contrareplica.mx

Para el recién electo rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) por segunda ocasión, Enrique Graue Wiechers, en su gestión habrá continuidad en la máxima casa de estudios en algunos temas, como en la conectividad y en garantizar que todos los estudiantes tengan acceso a las tecnologías de la información; pero también habrá golpes de timón, sobre todo en el reforzamiento para evitar la violencia de género en la institución.
En la sala de juntas de la Torre de Rectoría, donde luce una pintura al óleo de Justo Sierra, fundador de la máxima casa de estudios, Graue Wiechers habló con ContraRélica de las medidas que se han tomado para reducir los índices delictivos en Ciudad Universitaria, para frenar la violencia de género y de su relación con la actual administración.

Rector, ¿habrá continuidad o golpes de timón en este nuevo periodo al frente de la UNAM?
Las dos cosas. Continuidad en todo aquello que falta por concluir y en los proyectos que dieron resultado; y golpe de timón donde necesitamos ajustar o crear nuevos estrategias sobre lo consolidado.

¿Dónde habrá continuidad y dónde un giro?
Continuidad habrá en todo lo que es conectividad universitaria y estamos muy avanzados en esto para que todos los jóvenes tengan acceso a las tecnologías de la información y del aprendizaje en todo tiempo y lugar; continuidad en cultura. Tenemos proyectado ampliarnos para llevar más actividades culturales a distintos planteles fuera de CU.
Hay un cambio de timón en la fusión de la universidad abierta con la presencial. Otro giro tiene que ver con los aspectos de violencia de género, sí necesitamos reforzar las acciones para que todas las estudiantes de nuestra universidad se sientan protegidas y seguras, en ello habrá que seguir trabajando. El protocolo que se tiene tendrá que ser modificado para hacerlo más ágil, más presente. Tenemos una unidad de denuncias en CU y necesitamos multiplicarla con expertas en el tema en las distintas Facultades de Estudios Superiores y hay que hacerlas también para las direcciones de la Escuela Nacional Preparatoria y para los CCH. Este es un giro importante que debe dar resultados para que las mujeres se sientan más atendidas. La violencia de género es inaceptable y tiene que desaparecer.

Existe un reclamo por parte de la comunidad universitaria por la inseguridad, ¿cómo enfrentará este problema?
…Y en el país. La inseguridad que vive la Universidad no es sino un reflejo de lo que sucede en otros lugares de la República. La seguridad en Ciudad Universitaria y en los campus es relativamente mejor que la del resto que nos circunda. Es más seguro caminar aquí que hacerlo en la calle.
En la Universidad prácticamente todos los delitos se denuncian y el orden de ilícitos que tenemos en los campus universitarios es de 20 a 30 veces mejor que lo que es afuera. Hay que aceptar que sí hay inseguridad, pero también que las medidas que se han adoptado han dado resultados muy buenos.

¿Qué medidas se han tomado para disminuir la inseguridad?
Se incrementó el número de luminarias, senderos seguros, los botones de emergencia, líneas de respuesta rápida, se han multiplicado patrullas, se ha trabajado con las autoridades de las alcaldías 
para crear entornos más seguros y se ha detenido una cantidad importante de delincuentes, sin que esto haya implicado el ingreso de la policía a la Universidad o alguno de los distintos campus.
En lo que va de este año se han aprehendido en las inmediaciones de nuestros campus a 73 delincuentes. Entonces, sí hemos estado trabajando de manera muy importante y seguiremos en ello.

¿Y qué hará con los espacios ocupados de sus instalaciones por parte de grupos externos, como el Auditorio Justo Sierra, en la Facultad de Filosofía y Letras?
Se han desocupado muchos espacios, llamados cubos, en el nivel de bachillerato. En el caso del Justo Sierra es otro grupo el que lo tiene ocupado desde hace 20 años. Y aunque no genera mayores problemas de violencia, aquí está y sí es algo que a la Universidad y a la comunidad universitaria le duele. 
Hemos procurado por distintas vías la desocupación, siempre usando el diálogo y la concertación.
Este tema se trató de manera amplia en el Consejo Universitario a principios de 2016 y este órgano se pronunció por la desocupación del auditorio, pero instruyó al rector que ese espacio se recuperara por la vía pacífica, evitando todo tipo de violencia.

¿Ya lo dio por perdido?
No, por supuesto que no porque es nuestro. Es nuestro y deberá recuperarse para uso universitario.

En las instalaciones de CU también se habla mucho del narcomenudeo, ¿qué hará para disminuir este problema?
Esto ha disminuido mucho porque estos espacios que tenían ocupados dentro de la Universidad grupos de esta naturaleza fueron recuperados totalmente, sin violencia y con medidas que en su momento fueron cuestionadas, pero que han funcionado muy bien.
Esto no quiere decir que no existan por ahí, los hemos estado deteniendo. Y es algo sobre lo que también hay que estar trabajando para evitar el consumo de drogas. Tenemos una clínica de adicciones en la Facultad de Medicina y otras más en Psicología.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -