facebook comscore
¿Podrá dormir Alcocer?

¿Podrá dormir Alcocer?

Columnas miércoles 28 de agosto de 2019 - 02:24

D ormir con la conciencia sucia debe ser terrible para quien todas las noches se acuesta diciéndose que es médico, que juró aplicar todas las medidas necesarias para el beneficio del enfermo pero que por conservar un cargo político traiciona sus ideales y pone en riesgo la vida de las personas que está obligado a salvar, máxime si se trata de niños y niñas con leucemia y cáncer.

Jorge Alcocer, el actual secretario de Salud del Gobierno lopezobradorista no ha dicho ni una palabra con respecto a la falta de insumos que se necesitan en el sector para atender a los pequeños que luchan por no morir.

Si el ver y escuchar a niños pedir al Presidente Andrés Manuel López Obrador que los ayuden a seguir con su tratamiento no le duele entonces es un traidor a su profesión. Ningún puesto por más importante que sea vale más que la vida de una criatura que tiene la conciencia de que su enfermedad es mortal.

Alcocer ha sido a lo largo de ya casi un año de estar al frente del sector salud federal un médico omiso que, de no reaccionar ante lo que estamos viendo todos los días, se convertirá en un homicida culposo porque no ha tenido el valor de decirle al primer mandatario que con la salud no se ahorra.

En dos días hemos sido testigos de los llamados de varios niños con leucemia para que les den el tratamiento que los mantiene con vida; hemos observado como los padres de muchos pequeños han protestado de diferentes maneras para que los vean y los escuchen sin obtener ningún resultado.

¿Qué está pasando en México? Si bien es cierto que hubo abuso extremo de las pasadas administraciones en materia de corrupción no se veía lo que hoy estamos viendo: cierres de vías de comunicación federal por parte de padres y madres que tienen hijos con leucemia y cáncer.

Los que protestan son familias sin recursos económicos para asistir a hospitales privados a pagar quimioterapias que cuestan no diez mil pesos, son tratamiento que van más allá de los 50 mil pesos y que se deben aplicar constantemente. Cerrar el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México no significa nada cuando por austeridad ciega se mata a los enfermos.

Jorge Alcocer debe decidir de manera inmediata si para él es más importante quedar bien con un hombre que le paga 107 mil pesos mensuales o con los enfermos, en este caso niños y niñas, que prometió vía-juramento profesional arrancar de las manos de la muerte.

No quiero vivir en un país donde la insensibilidad va a quitarles la vida a los infantes, no quiero ver a nuestro México convertido en una nación de víctimas de funcionarios que por cobardía callan aun a sabiendas de que la muerte nos está rondando a cada segundo.

•Egresada de la escuela de PCSG. Exdiputada
constituyente. Defensora de los animales y
fundadora de "Ángeles Abandonados".

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Malas señales para los periodistas Columnas
2019-11-15 - 01:12
Tiraditos Columnas
2019-11-15 - 01:11
IPH, el reto Columnas
2019-11-15 - 00:49
Ideologías húmedas Columnas
2019-11-15 - 01:39
Historia y dictadura Columnas
2019-11-15 - 01:38
+ -