laopcionnota
¡Qué monada!

¡Qué monada!

Columnas viernes 26 de abril de 2019 - 01:56


Se imaginan ir al zoológico o a un Safari en Botswana en África y creer que han visto todo después de pasear por las reservas más naturales y bellas, ver correr a leones, o detener tu 4x4 porque justo está pasando en el camino un elefante, disfrutar los atardeceres junto a la vida animal y cuando deciden hacerse un selfie con los animales que están detrás de ustedes y sin darse cuenta por la prisa, el nervio, la adrenalina y claro, por solo ver que ustedes salieran bien, se dan cuenta que a sus espaldas los animales les entendieron y decidieron posar en su foto, ¿Qué harían?

En estos tiempos sería un evento muy afortunado para quien lo viviera, porque en el instante en que lo compartieran en las redes sociales, correría la imagen como pólvora de polo a polo de cada continente y en menos de una hora, serías famoso.

Pero todo eso sería tener muy buena suerte y valentía para acercarse a los animales para jugarse la vida por una foto. Pero esta escena que hoy vemos en la cuenta de Instagram del Parque Nacional Virunga en África, sobrepasa a cualquier a otro selfie que hayamos visto.

África es uno de los continentes con más reservas ecológicas protegidas con diversas especies de animales a los que nosotros, en nuestro país, no tenemos acceso y tampoco nos podemos imaginar a uno de sus cuidadores hacer esto, al menos no con la seriedad que se les ve en la foto.

▶ Mathieu y Patrick son los cuidadores de las gorilas huérfanas Ndazaki y Ndeze que vemos de pie y atentas al teléfono de su cuidador.

Se dice que la mayoría de los primates pueden estar en dos patas; es decir, de pie y no mostrarse incómodos por cortos periodos de tiempo, pero aquí lo que más impacta es cómo están integradas con sus cuidadores.

Aunque en la cuenta del parque hacen énfasis en que los cuidadores sólo pueden acercarse tanto a los gorilas, mas que en casos excepcionales, esto que vemos es como ver una imagen irreal.