facebook comscore
¿Santos y muertos vs. halloween?

¿Santos y muertos vs. halloween?

Columnas viernes 01 de noviembre de 2019 - 00:54

Los seres humanos somos temporales y por lo tanto cíclicos. Celebramos cumpleaños, santos, aniversarios, nacimientos, decesos y muchos más ritos que nos dan vida, memoria y trascendencia. Cada país lo interpreta culturalmente a su manera y nos debemos enseñar a respetar las tradiciones sin ánimos fútiles de rechazo a priori.

México se presenta como un país rico culturalmente desde todos los puntos de vista. Siendo cruce de culturas, somos cruce de dos mundos: puente intercultural americano y lanzadera internacional hacia la Europa que abre sus puertas desde España. Nos hemos constituido como un país entrelazado geopolítica y culturalmente.

Las celebraciones del 31 de octubre (Halloween), el 1 de noviembre (Día de Todos los Santos) y el día 2 (Día de los Difuntos) nos aportan un fenómeno de lo más interesante.

Influidos notablemente por la cultura católica, ponemos en primer lugar la fiesta de Todos los Santos, es decir, la de las mujeres y hombres que gozan de una vida eterna feliz. Primero se considera a los que gozan de la felicidad eterna, después a los que están en el paso definitivo.

El mundo anglosajón mezcló el Día de Todos los Santos con el fin del verano y de todas las cosechas. La fiesta de Halloween tiene un sentido lúdico que conforma su ADN real. Su contenido ritual de celebración, de recuerdo del más allá y de juego entre el miedo y el humor nos impacta todos los años. La expresión “Trick or treat”, resume de alguna manera el intercambio de sorpresas y regalos que esta fecha conlleva.

Es una fiesta con diferentes sentidos que no pretende demostrar nada más allá. Considerarla como satánica o ensalzadora del mal es una absoluta ridiculez.

El Día de Todos los Santos y el Día de los Difuntos poseen un contenido más intenso en vivencia espiritual o en memoria trascendente. Incluso para los que no creen en el más allá, estas celebraciones permiten una conexión con los seres queridos que viven eternamente en nuestra memoria. Se trata de celebraciones distintas a Halloween, no mejores, no peores, sino adornadas de otro sentido.

Noviembre nos presenta otra gran conmemoración del mundo anglosajón: el Día de Acción de Gracias. Tampoco se puede comparar a la Navidad pensando que como en ambas fiestas se suele comer pavo, redundan en el mismo sentido. Hay que reconocer que dedicar un día a dar gracias por los dones recibidos habla bien de una cultura y de los lugares que lo viven.

En estos días, en los que viviremos el humor negro de Halloween, la consideración de la eternidad y el recuerdo de nuestros difuntos, no estaría de más aprender de todo lo bueno de la vida sin sobrevalorar o minusvalorar nada de lo que se mueve a nuestro alrededor.

•Director de Extrategia,
Comunicación y Medios

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Transparencia en serio Columnas
2019-11-13 - 01:59
Carlos Fuentes: el polemista ateo Columnas
2019-11-13 - 01:57
Cerca de concretarse el sueño Columnas
2019-11-13 - 01:46
Llegó el día para los nuevos inmortales Columnas
2019-11-13 - 01:41
La Sub-17 da gusto Columnas
2019-11-13 - 01:28
Se extraña una comisión Columnas
2019-11-13 - 01:04
+ -