laopcionnota
¿Vuelta al unipartidismo?

¿Vuelta al unipartidismo?

Columnas martes 06 de agosto de 2019 - 03:18


Excélsior publicó la semana pasada una nota donde Ricardo Monreal afirma que los legisladores no aceptarán presiones para tomar la decisión sobre su candidato a la presidencia del Senado.

Por lo visto hay una diferencia de opinión con Yeidckol Polevnsky sobre la conveniencia de que Martí Batres se quede como presidente de la Cámara de Senadores. Es más, o menos triste darse cuenta que hemos regresado al unipartidismo, puesto que la disputa por la presidencia del Senado está exclusivamente en manos de Morena. Así que la diferencia no es tanto ideológica como facciosa, un pleito de campanario entre tribus para arrebatarse un puesto. La declaración de Monreal difícilmente podría ser más categórica “con el partido no me meto, estoy bastante ocupado por cumplir la agenda legislativa y lo que les puedo decir a todos es que la mayoría de legisladores senadores de Morena, van a decidirlo en urnas transparentes, frente a notario público”.

El énfasis en las urnas transparentes y el notario público evidencia que Monreal y otros integrantes de Morena no confían en sus compañeros de partido. Algo dice de la coalición gobernante, pero dice más de la inoperancia de la oposición. Esto es, exactamente igual que lo que ocurría en la época hegemónica del PRI hace cincuenta años. El pluralismo político nacional reducido a bandos internos de un solo partido y no al concierto polifónico de voces que integran la rica diversidad nacional.

Vea usted si no. Polevnsky declara “hay quienes quieren que su partido se divida”, pero eso no pasará porque, según la misma Polevnsky “es mucho más fuerte que las ambiciones de unos cuantos.”

Exactamente el mismo lenguaje del PRI hace unas décadas. Es decir, que la voz del PRI, PAN, MC et al es más o menos intrascendente. Mario Delgado dice que la renovación de dirigencia de Morena no va a “contaminar” San Lázaro y garantizó que no hay “ni divisionismos ni grillas”. Aparentemente, vivimos en el reino de la unanimidad.

Es imprescindible recordar la importancia del pluralismo. “Lo que resiste, apoya” manifestó contundente alguna vez Jesús Reyes Heroles.

Un sistema político estable precisa equilibrios y contrapesos. La unanimidad no es lo mismo que la coincidencia y donde se exige unanimidad, las minorías son aplastadas. La política, la conciliación de intereses, la presencia de voces discordantes enriquece las discusiones, amplía las perspectivas y mejora, como consecuencia de la crítica, el trabajo gubernamental. Es democrática la mayoría legislativa de Morena, sí. Tienen derecho a situar en la presidencia del Senado a quien deseen, también. Mi observación es simplemente que se está reduciendo la actividad política a un desencuentro entre elites de un solo partido. No estoy seguro cuán saludable pueda resultar para el país. Ya pasamos por ahí. Por muy buenas razones dejamos eso atrás.

•Internacionalista y analista político:
@avila_raudel

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Lotes del delitoColumnas
2019-08-16 - 03:48
Sueños y recuerdos de Lezama LimaColumnas
2019-08-16 - 03:44
Cuando el interés ya no es suficienteColumnas
2019-08-16 - 03:39
IngresosColumnas
2019-08-16 - 03:35
Línea 13Columnas
2019-08-16 - 03:32

+-