¿Y las huelgas…?
¿Y las huelgas…?

Columnas martes 12 de febrero de 2019 - 03:45


La manipulación de la clase obrera tiene una larga historia, los líderes que las conducen se esfuerzan para no perder el control. En México desde finales de enero, hemos visto en la fronteriza ciudad de Matamoros, Tamaulipas, una agitación laboral que ha puesto en jaque a las industrias de la región, con los estallamientos de huelga en la mitad de ellas.

El derecho de los trabajadores mexicanos para utilizar este recurso está contemplado en la Constitución, en el artículo 123 en las fracciones 17 y 18. Están haciendo uso de él. Hasta ahí, no más.

Sin embargo, manos ajenas a los trabajadores tamaulipecos han aparecido y líderes locales, nacionales y hasta extranjeros se han hecho presentes, claro sin dejar de lado a los abogados y agitadores profesionales.

El presidente López Obrador firmó el 29 de diciembre pasado el Decreto de Estímulos Fiscales de la Región Fronteriza Norte, con el que a partir del 1 de enero de este año se incrementó al doble el salario mínimo; el ISR se redujo 20 por ciento y el IVA bajó de 16 a 8 por ciento, mientras que el precio de los energéticos se homologan con los del otro lado de la frontera.

Una acción que trae muchas preguntas, por qué no se realizaron estudios de impacto en la industria en general, por qué no se hicieron mediciones y consensos. El salario pasó así de los 88.36 pesos a 176.72 pesos por día, es decir, de 4.60 dólares a 9 dólares (por cierto los maquiladores ya pagaban esa cantidad). Después de este aumento es que los obreros solicitaron 20 por ciento de incremento nuevamente y un bono de 32 mil pesos por cada trabajador. Vino entonces la disyuntiva a pagar este aumento o cerrar las puertas. El accionar de los gobiernos estatales y federales dejó mucho que desear, a pesar de solicitar su intervención, pretextaron todo tipo de recursos y no hicieron nada.

El resultado de esas huelgas "espontáneas” en Matamoros arroja un daño de por lo menos el cierre definitivo de 15 de las 110 maquiladoras de la zona. Cifras de hace un par de días señalan, que por lo menos 15 mil personas se quedaron sin empleo directo, más un centenar de proveedores y prestadores de servicios afectados.

El conflicto laboral de Matamoros, Tamaulipas, es una clara expresión de la falta de Estado de Derecho. Los costos y afectaciones para el municipio, el estado y el país parecen no importar o por lo menos quedar supeditados a los intereses de líderes sindicales y abogados de ambos lados de la frontera.

Los datos duros arrojan pérdidas diarias de 37 millones 500 mil dólares, salida de empresas del país, así como pérdida de la confianza en el país.

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


CuadrantesColumnas
2019-03-22 - 03:55
¿Derogar o transformar?Columnas
2019-03-22 - 02:14
Foie gras con KushnerColumnas
2019-03-22 - 02:11
Tata Martino no será “barco”Columnas
2019-03-22 - 02:02
Elecciones entre elefantesColumnas
2019-03-22 - 01:58

Publicidad


Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-