¿Y los periodistas muertos?

¿Y los periodistas muertos?

Columnas viernes 16 de agosto de 2019 - 03:23


Había un pueblo incapaz de tomar decisiones a nivel personal y de grupo. Ignoraba lo que sucedía en naciones distantes e, incluso, en su entorno inmediato. Muchos ignoraban que en el pasado existió un estrato dedicado a informar lo que ocurría, así como las causas por las que desapareció.

Un día, un niño encontró extraños objetos de papel; lo llevó a su abuelo para saber de qué se trataba. El hombre canoso contempló esos papeles.

“¿Qué es, abuelo?”, preguntó el pequeño. Debió esperar a que el anciano concluyera sus reflexiones antes de responder. Triste, el abuelo comenzó a balbucear.

“Son periódicos, hijo. Los periódicos eran objetos de papel, como éstos. Se publicaban todos los días para informar, para saber cómo actuar, qué decisiones debíamos tomar y en ocasiones sólo para entretenernos o conocer actividades realizadas más allá de nuestras casas”.

“Suena interesante, abuelo, porque ahora sólo sabemos lo que hacen o dicen nuestros parientes o los vecinos. ¿Por qué dejaron de hacerlos ¿y los periodistas?”, prosiguió el pequeño.

“Porque llegó el día en el que periodistas tuvieron que abandonar su labor porque los mataban”, acertó a decir el anciano. “Había gente que se sentía afectada por lo que publicaban los periódicos, sobre todo los que cometía delitos y no querían ser denunciados mediante las páginas del periódico”.

“Pero me has platicado que el gobierno tenía la obligación de defender y proteger a todos; ¿esa responsabilidad no incluía a los periodistas?”, ¡muchos están muertos!

“Pues sí, el gobierno tenía la obligación de protegerlos, pero en el mismo gobierno había personas que cometían delitos y trataron de impedir que los denunciaran. No siempre los mataban: ordenaban que no publicaran ciertos asuntos, lo que se llamó ley mordaza. Hubo distintas expresiones para contener lo que, creo, se llamaba libertad de expresión”.

El niño volteó a ver los viejos periódicos.

“En la escuela me dijeron que mediante internet también se hacía eso que realizaban los periodistas. ¿También mataban a quienes hacían periódicos por internet?”, prosiguió el inquieto niño.

“Sí: llegó el momento en que ningún periodista pudo seguir haciendo su labor, y ahora no tenemos forma de saber cómo actúan los delincuentes y para enterarnos de lo que decide o hace el gobierno tenemos que esperar a que vengan los pregoneros a recitar los bandos de gobierno que debemos obedecer”, musitó el hombre de piel rugosa.

“Qué triste”, dijo el niño antes de quedarse pensativo.

“Creo que, si supiéramos lo que hacen, dicen o piensan otros podríamos convivir en paz y armonía, y si en el gobierno hacen mal las cosas podríamos exigirle que lo hiciera bien”.

“Así es, pero ya ves lo que sucedió: los periodistas tuvieron que dejar de hacer su labor porque de insistir en ello los habrían matado a todos”, al gobierno lo que menos le preocupa es la vida de los reporteros, y si son conservadores menos, le estorban”, dijo el abuelo con un suspiro de nostalgia.

•Egresada de la escuela de PCSG. Exdiputada
constituyente. Defensora de los animales y
fundadora de "Ángeles Abandonados".

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

¡Ferrari a la alza!Columnas
2019-09-23 - 02:24
El arte, vehículo hacia lo sagradoColumnas
2019-09-23 - 02:22
Recordar no es un acto neutraColumnas
2019-09-23 - 02:18
Agnu 74Columnas
2019-09-23 - 02:15
La cartaColumnas
2019-09-23 - 02:13
Línea 13Columnas
2019-09-23 - 02:10

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-