laopcionnota
Acabó la crisis ambiental, ¿en serio?

Acabó la crisis ambiental, ¿en serio?

Columnas lunes 20 de mayo de 2019 - 01:32


De todas las calamidades posibles en la Ciudad de México la mala calidad del aire es quizá la que mayores probabilidades tiene de ocurrir, tan es así que ya son tres décadas de aplicar el programa Hoy no Circula, que restringe la circulación a una quinta parte del parque vehicular; por ello es inaceptable la respuesta tardía de las autoridades para afrontar el problema de las partículas PM2.5 que cubrieron el Valle de México con una densa capa gris.

También es reprochable que la situación haya salido de control debido a que la propia Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, fue la responsable de Medio Ambiente en el DF de 2000 a 2006, cuando el programa para restringir la circulación de vehículos llevaba ya 11 años de operar.

Otra falla grave es la omisión de los anteriores dos gobiernos locales (Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera) para acatar las disposiciones de la Organización Mundial de la Salud que en su Guía de calidad del aire recomendó desde 2008 utilizar en las ciudades como indicador de concentración de partículas las PM2.5 y no las que se venían analizando hasta ahora, las PM10.

Sin embargo, esta advertencia fue ignorada, puesto que el gobierno de la Ciudad de México no cuenta hasta el momento con un plan de contingencia para dichas partículas, solo para las de mayor diámetro.

La crisis ambiental se agravó con los incendios que no fueron sofocados a tiempo por el recorte presupuestal a la Comisión Nacional Forestal. Sin embargo, pese a los altos niveles de contaminación desde el viernes 10 de mayo, fue hasta el martes 14 que se declaró contingencia ambiental extraordinaria debido a que las partículas PM 2.5 alcanzaron los 160 puntos.

De acuerdo con índices de contaminación globales la semana pasada la Ciudad de México superó en contaminación algunas de las urbes más contaminadas de India y China.

El nivel tan alto de PM2.5 evidenció la falta de protocolos ante este tipo de emergencias y también la vulnerabilidad de la urbe, ya sea que se conjuguen el calor, el estiaje, los incendios, la falta de viento, la orografía, altura, la actividad del Popocatépetl y, por supuesto, los niveles de ozono derivados del parque vehicular y la actividad industrial.

La crisis ambiental provocó temores de que pudiera pasar algo similar a la llamada Gran Niebla del 5 al 9 de diciembre de 1952 en Londres provocada por emisiones de gases contaminantes que causó la muerte 12 mil personas y que enfermaran cien mil.

El viernes 17 de mayo la CAMe suspendió la contingencia; sin embargo, surge la duda sobre si las condiciones del aire permanecerán igual el lunes o si ese mismo día se declare nuevamente contingencia.

En estos días de crisis circuló un gracioso meme que, es de desear, no sea profético, el cual advertía que de continuar la contingencia: “Solo circularán los que sobrevivan”.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

La lupa de la anticorrupciónColumnas
2019-06-19 - 02:43
Las dos AméricasColumnas
2019-06-19 - 02:40
Inversión en ChinaColumnas
2019-06-19 - 02:34
IngresosColumnas
2019-06-19 - 02:32
Línea 13Columnas
2019-06-19 - 02:29

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-