Alcanzando tú sueño

Alcanzando tú sueño

Columnas jueves 08 de agosto de 2019 - 02:45


¿ Para qué hacemos lo que hacemos? ¿Cuál es el fin de nuestra profesión, nuestro trabajo, estudio, incluso nuestros sueños? y ¿qué sucede cuando sabemos cuál es la meta, pero no tenemos los medios, el apoyo o incluso el talento para ello? ¿el talento sin esfuerzo sirve de algo? Poco a poco estos cuestionamientos van surgiendo a lo largo de la trama de Teen Spirit o Alcanzando tú sueño como se le nombró en México al primer filme del director Max Minghella.

Violeta (Elle Fanning) es una joven adolescente de 17 años que vive entre el estrés de la preparatoria y el estrés de sostener junto con su madre la casa en donde ambas viven. Violeta es mesera en un bar local, en donde también canta para entretener a los presentes, una noche al terminar su número musical, un hombre de aspecto harapiento le aplaude de manera estruendosa siendo este el único que presto atención a la voz de la joven.

Vlad (Zlatko Burić) barítono caído en desgracia, cree poder ayudar a la joven introvertida a perfeccionar su canto, ella en un principio no tiene confianza en él, y no la culpamos, el aspecto de Vlad no da mucha confianza, conforme avanza la trama ella se ve forzada a recurrir a él.

El programa de televisión Teen Spirit está en su localidad reclutando talentos emergentes para su siguiente temporada.

Lo que bien podría resultar una historia más sobre superación personal fácil y simplona, resulta ser una película que más allá de quedarse en los eternos dramas y tramas sobre el personaje que lucha por un sueño, se transforma en la historia de una joven que se enfrenta a las tentaciones, al desprecio, a los miedos fundados sobre sus propia extirpe y nivel social, a las sub-tramas como el recelo del padre ausente, al cual tanto madre como hija siguen ancladas. Es es el primer punto de valoración que debemos tener en cuenta a la hora de ver este filme de apenas hora y media de duración, el segundo: la actuación de Elle Faning que sobre sale a todo el reparto.

En algún momento de la película, a Violeta se le da la oportunidad de virar el camino, de llegar a la misma meta, pero por otros medios, este momento decisivo provoca tanto en los personajes principales como en el propio espectador, cierto grado de introspección, esto resulta interesante porque a pesar de lo reciclado de la historia, pocas veces se plantea la tentación como recurso alterno: el ofrecimiento del camino fácil.

¿El fin justifica los medios? Afortunadamente Minghella prefiere preguntar ¿Cuál fin, cuáles medios y para qué? Y sobre este planteamiento brinda un filme elocuente afortunadamente sin aleccionar y querer educar.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

¡Ferrari a la alza!Columnas
2019-09-23 - 02:24
El arte, vehículo hacia lo sagradoColumnas
2019-09-23 - 02:22
Recordar no es un acto neutraColumnas
2019-09-23 - 02:18
Agnu 74Columnas
2019-09-23 - 02:15
La cartaColumnas
2019-09-23 - 02:13
Línea 13Columnas
2019-09-23 - 02:10

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-