facebook comscore
Amazon lanza serie a lo James Bond en la que derroca a Maduro

Amazon lanza serie a lo James Bond en la que derroca a Maduro

Entornos domingo 10 de noviembre de 2019 - 22:09

POR RUBÉN MACHAEN
entornos@contrareplica.mx
El estreno de la segunda temporada de Jack Ryan (serie original de Amazon y adaptada para TV por los escritores Carlton Cuse y Graham Roland) trajo consigo la expectativa de la audiencia latinoamericana al tener como escenario de fondo la crisis política y humanitaria de Venezuela. Si en la primera temporada, Jack Ryan, personaje creado por el escritor británico Tom Clancy, parte de un mensaje de una célula terrorista que lo pone a merced de una nueva clase de terrorismo que amenaza con la destrucción del orden mundial, en la segunda entrega de la serie, Ryan investiga un supuesto envío ilegal de armas por parte de Rusia a la jungla venezolana.
“El ministerio de defensa de Rusia anuncia que sus dos bombarderos con capacidad nuclear llegaron a Venezuela esta semana (…) la crisis de Venezuela entró en una nueva etapa”, reza la presentación del analista Ryan frente a un auditorio de analistas de la CIA.
En los primeros minutos, la ficción logra cumplir el pacto de verosimilitud al plantear un conflicto geopolítico que involucra a Estados Unidos (EEUU), Rusia y Venezuela. Sin embargo, es cuando el equipo de Jack Ryan (interpretado por John Krasinski) entra encubierto a territorio venezolano, que la narrativa empieza a decaer: milicias desorganizadas y un ejército que cumple todos los clichés de estar a la orden de un tirano de producción estadounidense, actúan bajo las órdenes del presidente Nicolás Reyes (guiño al dictador Maduro) cuyos (según la serie) evidentes nexos con el gobierno ruso y grupos paramilitares, nunca son desarrollados.
Latinoamérica, lugar común
El elenco venezolano carece de venezolanos: el presidente Reyes es interpretado por el catalán Jordi Mollà; la figura antagonista, Gloria Bonalde, por la colombiana Cristina Umaña y el único preso político de la historia, Sergio Bonalde, por el chileno Gonzalo Vivanco. El único venezolano de la producción es Francisco Dennis, quien asume el papel del general Miguel Ubarri, mano derecha del dictador venezolano, siempre al borde del arrepentimiento de haber ayudado a fortalecer un régimen que ayudó a gestar y de fondo, Venezuela, cuya estética derruida y con aires de antaño, refuerza la tesis estadounidense de que América Latina toda es una favela miserable, olvidada y a la buena de Dios.
En el último capítulo, Jack Ryan logra lo que el gobierno de Donald Trump no pudo: restaurar la democracia en Venezuela con la llegada de Gloria Bonalde al poder, cumpliéndose así la hipérbole hollywoodense de la CIA como brazo redentor de la democracia y el orden global y que ubica la crisis política y humanitaria venezolana como una más del montón, en la que todos los caudillos y megalómanos del Tercer Mundo se rigen por una misma ecuación blandengue y antiestadounidense.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Recibe Joan Margarit el Premio Cervantes 2019 Entornos
2019-11-14 - 11:57
INAH entrega 55 premios de excelencia Entornos
2019-11-14 - 00:03
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -