laopcionnota
Amenazas sobre el INE
Amenazas sobre el INE

Columnas miércoles 12 de junio de 2019 - 03:53


Si se debilita el INE, estaremos en riesgo de no tener elecciones democráticas en los siguientes años y en particular en 2021.

El sistema electoral mexicano es caro pero eficiente. Lo primero viene de la enorme desconfianza que ha imperado, lo segundo, en cambio, de la profesionalización de quienes laboran ahí.

Está en la mesa, como iniciativa de Morena, la idea de cambiar la conformación del Consejo General del órgano administrativo electoral, para pasar de 11 consejeros a siete, lo que violaría, de nueva cuenta la inamovilidad de los cargos, pero además debilitaría la pluralidad.

A ello hay que sumar la propuesta de reducir el financiamiento público de los partidos, lo que dejaría fuera de combate o dificultaría la recuperación de la oposición, para poder contender con oportunidad.

Cada seis años entramos en la dinámica de las reformas electorales, como una reparación del daño para los perdedores y un ejercicio de culpa de quienes resultaron vencedores. Ahora la lógica es distinta, porque pareciera que lo que se pretende es desmontar las instituciones y reducirlas al mínimo.

El pretexto es el costo y el supuesto ahorro que implicaría una reducción de sueldos, plazas e inclusive actividades.

Pero a nuestro arreglo electoral no llegamos por acto de magia y su creación respondió a muchas de las propuestas de quienes eran oposición y ahora se encuentran en el poder.

El modelo de comunicación, que ahora prohíbe la inversión de recursos en radio y televisión, fue el resultado de la contienda de 2006, donde el candidato derrotado, Andrés Manuel López Obrador, insistió en que no hubo juego limpio y que ello se demostró por la participación de organismos privados sobre aquello de que era “un peligro para México”.

La posibilidad, o casi la obligación, de ir al recuento de las casillas también provino de la leyenda, nunca probada, de que existió un fraude. Era “el voto por voto, casilla por casilla”, que a nivel legal nadie solicitó, pero que como eslogan funcionó muy bien.

En 2014 el IFE se convirtió en INE para sacar de la influencia de los gobernadores a los institutos electorales estatales y para ello se crearon los OPLES.
Esto respondió a que tampoco gustaba mucho la estructura federal.

El Presidente López Obrador no es un outsider y ganó la contienda por el poder político gracias a instituciones fuertes, que supieron estar a la altura de las circunstancias.

En el fondo, nuestro gran déficit sigue radicando en la falta de compromiso con los procedimientos electorales y en el reconocimiento sólo de las victorias y no de las derrotas.

Por eso se ve al INE como una carga, y no como la oportunidad de que siga contribuyendo a que elijamos, cada seis años, a quien nos plazca.



•Twitter: @jandradej

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


La nueva ruta de la sedaColumnas
2019-06-17 - 04:19
Cuál fronteraColumnas
2019-06-17 - 04:17
IngresosColumnas
2019-06-17 - 04:15
Línea 13Columnas
2019-06-17 - 04:13
¡Ha Toi!Columnas
2019-06-17 - 04:07

Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-