facebook comscore
Anarcos atacan a algunos de los miembros del Cinturón de Paz

Anarcos atacan a algunos de los miembros del Cinturón de Paz

Nación jueves 03 de octubre de 2019 - 03:08

POR CLAUDIA BOLAÑOS


Temerosos, servidores públicos que integraron el cinturón de paz durante la marcha del 2 de octubre, tuvieron que quitarse la playera blanca que los identificaba como tal, y correr para resguardarse de los vándalos que, una vez más, hicieron presencia violenta en la emblemática marcha del 2 de Octubre.

Al término de la marcha recibieron un reconocimiento verbal por parte de la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, quien los calificó de héroes.

“Compañeras, compañeros, compañerisimos, les agradezco infinitamente su trabajo de hoy. Es una labor cívica muy importante logramos contener la violencia, sé que hubo momentos tensos pero la verdad son unos héroes, así que todo mi reconocimiento”, les dijo en una reunión con integrantes de su gabinete.

Sin embargo, antes de dicho reconocimiento, los funcionarios de rangos menores de la ciudad, la pasaron mal al empezar los actos vandálicos.

“Vámonos, vámonos”, fue la orden que les dieron para salir corriendo de 5 de Mayo, bocacalle hacia el Zócalo, donde desde la una de la tarde fueron ubicados, supuestamente por su propia voluntad para contribuir a que prevaleciera el orden. Sin embargo, algunos dieron a conocer que fueron obligados a asistir, que los convocaron sus jefes un día antes.

—¿Tiene miedo?— se le preguntó a una mujer.

—Claro, los que quieren venir a agredir, no se detendrán por nosotros”— contestó.

Y así fue. Desde la salida de la marcha, a las 4:20 de la tarde, integrantes de varios contingentes les dedicaban la consigna de “esos de blanco que lástima me dan, traicionan a su pueblo con su cinturón de paz”.

El secretario de Cultura, Alfonso Suárez del Real, entre otros funcionarios e incluso diputados de Morena, participó en dicho cinturón, e indicó a ContraRéplica que él iba en calidad de ciudadano, que todos los funcionarios menores y mayores estaban allí por voluntad propia, y que en caso de que hubiera desmanes, ellos dejarían que actuaran otras áreas de Gobierno.

La 51 marcha en recuerdo de los estudiantes asesinados en Tlatelolco, esta vez denominada “La memoria florece”, donde tradicionalmente participan escuelas y facultades de la UNAM, sindicatos, diversos grupos de trabajadores de México y en apoyo a los desparecidos de Ayotzinapa, también fue punto de reunión de jóvenes feministas y de encapuchados vestidos de negro que hicieron diversas pintas.

Al llegar al edificio de Correos, los primeros petardos sonaron. El cinturón de paz se desintegró. Cada servidor público corrió por donde pudo, para resguardarse de los ataques que incluyó lanzarles pintura negra y roja.

La marcha volvió a tomar su rumbo hacia la Plaza de la Constitución, y allí los anarquistas, no más de 25, sacaron tubos, palos, martillos y mazos, para romper vidrios, hacer pintas e intentar retirar las altas vallas metálicas que fueron colocadas para proteger a inmuebles emblemáticos, como el Palacio de Bellas Artes, el del Banco de México y el Postal, entre otros.

Ese operativo de protección generó que esta vez no hubiera daños mayores, a diferencia de lo que ocurrió en las dos últimas marchas en la Ciudad de México: por el 5 aniversario de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, y a favor de la legalización de la interrupción del embarazo, los pasados 25 y 28 de julio.

Ayer, desde temprano los restaurantes, tiendas, estacionamientos, puestos de periódicos y locales, fueron cerrados.
Muchos colocaron maderas para cubrir sus ventas y puertas.

Los 5 mil 244 elementos policíacos que estaban apostados en las calles que hacen cruce con 5 de Mayo, con escudos pero sin armas, y algunos con extintores, encendieron los ánimos en los encapuchados, quienes no se inmutaron en lanzar petardos que causaban temor en los asistentes a la marcha y personas que observaban el paso de los contingentes donde iban algunos niños.

El estruendo de varios petardos casi al cruce con la calle de Palma, causaron pánico en un grupo de mujeres del servicio público que rompieron en llanto, mientras que otros de sus compañeros, las trataban de cubrir, de proteger y hacerlas correr lo más rápido que el tumulto les permitía.

En su carrera, algunas playeras con la leyenda “Cinturón por la paz”, quedaron tiradas, pues entonces ya nadie las quería portar, y varios hombres incluso decidieron quitárselas aunque llevaran el torso desnudo. Otros decidieron ponérsela al revés.

En pocos minutos ya no quedaba nada de dicho cerco de paz, sólo los que estaban frente a la Catedral donde no llegaron los anarquistas.

Los jóvenes rijosos también esta vez consiguieron irse impunes, dejando un saldo de 4 personas lesionadas, dos hombres directamente agredidos por ellos, un exalumno de la FES Aragón que les pidió tranquilizarse, y otro más de la asociación civil Marabunta.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Culiacán no será Ayotzinapa: Gertz Manero Nación
2019-10-22 - 04:23
+ -