laopcionnota
Animalícese señor Presidente
Animalícese señor Presidente

Columnas viernes 05 de abril de 2019 - 03:03


El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo algo en lo que estoy completamente de acuerdo: efectivamente, los animalitos sienten; no pueden ir a solicitar trabajo por la simple y sencilla razón de que no hablan, no obstante, muchos de ellos si laboran como “policías en casas, negocios, escuelas, instituciones, embajadas, aeropuertos, ranchos, fincas, iglesias y sin ninguno pago a cambio.

Es decir, literalmente son explotados.

Quiero aprovechar los minutos de sensibilidad que tuvo el Presidente López Obrador para decirle que sí, que los animales sienten y manifiestan emociones como alegría, tristeza, felicidad y miedo como bien lo señaló; que tienen una capacidad enorme de perdonar todo el daño que les hacemos y que no guardan rencor como lo atesoramos las personas.

Su analogía de comparar a los pobres con animalitos a los que se les debe dar el alimento fue causa de burlas, de memes y de un sinfín de comentaros que, al menos para mí, no fueron ofensivos, al contrario, si nos comportáramos como lo hacen los animales en general el mundo sería diferente, muy diferente porque en ellos no existe ningún sentimiento negativo.

Señor Presidente recordará que en una ocasión intercambiamos algunas palabras sobre los animales, en especial sobre los domésticos que son los perros y gatos y le pedí en ese entonces que si llegaba a gobernar este país no olvidara a estos seres con los que compartimos el planeta. Su respuesta fue breve pero concisa: “cuenta con ello”.

Hoy quiero tomarle la palabra empeñada. Los animales necesitan urgentemente de atención, de políticas públicas que ayuden a evitar el nacimiento de miles de cachorros que viven en las calles, que son utilizados para peleas, explotados en criaderos donde las hembras jamás salen de sus jaulas, muertos por envenenamiento o electrocutados en antirrábicos.

La esterilización, señor Presidente López Obrador, es la solución a este problema de sobrepoblación que también afecta la salud de las personas, el entorno en el que vivimos y da a México una imagen de país tercermundista.

Además, señor Presidente, las políticas públicas que se hagan para los animales le servirán para disminuir la inseguridad y la delincuencia, ya que al fomentar el respeto y el amor por los animales educará a niños emocionalmente sanos. Los delincuentes, está científicamente comprobado, inician sus prácticas torturando animales para después hacerlo con las personas.

Quienes ayudamos a animales lo hacemos con nuestros propios recursos, en este ambiente no hay corrupción, hay compromiso, hay amor. En Iztapalapa con el respaldo de Dione Anguiano iniciamos un programa “Animalízate” que en tres años esterilizó a 21 mil animalitos, desde perros, gatos, conejos y cuyos, que fueron llevados por familias muy pobres, por voluntad propia y conscientes de que ya no pueden nacer más cachorros.

Los animales domésticos, señor Presidente, son la única compañía de ancianos olvidados por los hijos, son la felicidad de niños con alguna discapacidad y son también héroes que salvan vidas en terremotos. Animalícese señor Presidente, en este tema también puede hacer historia…

•Egresada de la EPCSG. Exdiputada constituyente.

Defensora de los derechos de los animales y fundadora de "Ángeles Abandonados"

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Cinturón MayaColumnas
2019-04-25 - 02:47
Final Regia que cumpleColumnas
2019-04-25 - 02:44
Popurrí del adiósColumnas
2019-04-25 - 02:41
¿Y si Maduro no se va?Columnas
2019-04-25 - 02:35
Sudáfrica, electricidad y ChinaColumnas
2019-04-25 - 02:25
IngresosColumnas
2019-04-25 - 02:22

+-