facebook comscore
Argentina apuesta otra vez por el kirchnerismo

Argentina apuesta otra vez por el kirchnerismo

Global lunes 28 de octubre de 2019 - 04:37

POR MARTHA COTORET Y AGENCIAS

Alberto Fernández, el alfil de Cristina Fernández de Kirchner, ganó anoche las elecciones presidenciales con 47.51 por ciento de los votos, según los resultados parciales emitidos por la Cámara Electoral de Argentina. Por su parte, Mauricio Macri, quien buscaba la reelección, obtuvo 41.09 por ciento de los sufragios, de acuerdo al reporte difundido con 81 por ciento de las actas escrutadas.

Los votos obtenidos por Fernández son suficientes para proclamarlo presidente, sin necesidad a ir a segunda vuelta. De acuerdo con las leyes argentinas, Fernández necesitaba 45 por ciento de los votos o 40 por ciento y más de 10 puntos de diferencia sobre Macri para vencer en primera vuelta.

"Quiero felicitar al presidente electo Alberto Fernández. Acabo de hablar con él. Lo invité mañana a desayunar en la Casa Rosada para hacer una transición ordenada. Aquí lo importante es el futuro y el bienestar de los argentinos", expresó Macri tras conocer los resultados.

La crisis económica acabó con el gobierno de Macri: la recesión lleva año y medio, a inflación interanual alcanza 58 por ciento (con un incremento de 300 por ciento en los cuatro años de mandato).

Además el peso está en caída libre (un dólar costaba 13 pesos cuando Macri asumió el cargo; ahora está en 65, según el cambio oficial, y en más de 80 en el mercado negro). Y la deuda pública no puede ser pagada y la pobreza, que afecta a casi 35 por ciento de la población, aumentó hasta su nivel más alto desde el colapso financiero de 2002.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dijo a periodistas que la jornada electoral “transcurrió mayormente en tranquilidad y paz” al margen de “alguna irregularidad” en localidades de las afueras de Buenos Aires.

Según el funcionario, más de 80 por ciento del padrón concurrió a votar, un porcentaje considerado alto.

Por orden de la justicia electoral, debían estar computados al menos 10% de los votos de la capital y las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba antes de dar a conocer los datos oficiales.

En el comando de campaña de Fernández, que funciona en un centro cultural del barrio de Palermo en la capital, reinaba un clima festivo y esperaban los resultados escuchando temas de rock argentino. Afuera, frente a un escenario con pantallas gigantes, se agolpaban militantes kirchneristas, algunos con bombos.

Juan José De Antonio, de 46 años, expresó su felicidad. “Estábamos esperando este cambio desde hace rato y cansados de todo lo que estaba pasando... Tienes un amigo que perdió el trabajo, o un vecino que no logra llegar a fin de mes, y te pega, aunque a ti no te pase”.

En el complejo de exposiciones a la vera del Río de La Plata, donde el oficialismo levantó su centro de campaña, prevalecía la cautela. Salvo por una partidaria envuelta en una bandera argentina y otro con una blanca y la leyenda “Sí, se puede”, los asistentes permanecían pendientes de sus móviles mientras en los altavoces sonaba música latina.

Bernarda Nidia Guichandut y su hermano, Esteban Carlos, dijeron que esperan que haya una segunda vuelta en noviembre. “Si volvemos a la época de Kirchner que hubo tanto robo, tanta malversación de fondos y distintas cosas...”, dijo la mujer.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -