Arte y diseño diálogan en la casa de Barragán

Arte y diseño diálogan en la casa de Barragán

Entornos jueves 31 de enero de 2019 - 04:59


PAOLA MORALES

A partir de 4 ensayos, la exhibición Fraccionar, a inaugurarse este sábado en la Casa Luis Barragán, presenta piezas de diversos creadores contemporáneos referentes a temas como la agresividad o el mundo exterior, que diálogan con los muebles y la arquitectura de la Csa Lusi Barragán.

“El nombre de la exposición viene del fraccionamiento del pedregal, los jardines de San Ángel, ya que hacen referencia al trazo urbano más importante que hizo Barragán al crear un barrio a la clase media mexicana”, comentó el curador colombiano Inti Guerrero.

Diversos ángulos y el conflicto histórico y social están presentes en está muestra que convive con el espacio y la arquitectura de la casa que Barragán habitó hasta su muerte, en 1988.

“Se hacen unos diálogos más allá de una única obra, en este caso se han incluido tanto artistas vivos como artistas históricos y muebles de diseño interior que entran en diálogo con la casa y los efectos que se encuentran dentro de ella”, agregó el curador de la muestra.

Arquitectura popular, El Yo cósmico, Refugio y Cristo son los cuatro ensayos que conforman la exposición.

En Arquitectura popular, influenciado por el gusto cultural y estético de las clases "bajas", se muestran formas vernáculas desfavorecidas en asentamientos informales, donde las casas están hechas a partir de desechos industriales y chatarra, recreando la arquitectura informal de esa parte de la Ciudad de México bajo la retroespectiva de Luis Barragán.

El ensayo también cuenta con un facistol diseñado por el arquitecto, que muestra una serie de fotografías en blanco y negro provenientes del archivo de Miguel y Rosa Covarrubias, donde muestran las capturas de gesto expresivos y movimientos del bailarín José Limón.

En El Yo cósmico, un gran monocromo dorado da la bienvenida al público que llega a esta parte de la exposición, la obra perteneciente a Mathias Goeritz, que cuelga en el borde de una pared de vestíbulo transmite místicidad. Barragán concibió la ubicación de esta obra para que a cierta hora del día, un rayo de luz golpeé su superficie, presenciando un efecto natural de difracción, que crea un momento espiritual, alquímico y sagrado.

“Este ensayo pretende darle consciencia al visitante y de que manera el artista Barragán lo involucra dentro de la casa”, explicó curador.

En Refugio, Mientras me despierto, de Julio Galán, ha sido instalada para crear un diálogo con una pequeña ventana que el arquitecto creó para personificar su estructura psicológica.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-