laopcionnota
Artífice del idealismo mágico reivindica a primera feminista de AL

Artífice del idealismo mágico reivindica a primera feminista de AL

Entornos lunes 15 de julio de 2019 - 04:11


POR MARTHA ROJAS

Algún día, hoy (Editorial Planeta 2019) es la más reciente obra de la escritora colombiana Ángela Becerra. Ganador del Premio de Novela Fernando Lara 2019, el escrito no sólo constituye su primer ejercicio literario basado en hechos reales sino un potente canto a la feminidad, y una reivindicación sustancial de Betsabé Espinal, la primera mujer en América Latina que se atrevió a exigir sus derechos laborales.

El primer contacto de la autora con la joven, que con sólo 23 años organizó una huelga textil auspiciada por 400 mujeres, sucedió en Cartagena de Indias.

El final de un documental presentaba una breve semblanza de la chica muerta a los 36 años, sin hijos y sin esposo.

“La historia me seduce. Betsabé es una mujer de unos rasgos faciales muy fuertes y la conexión fue inmediata. Resucitarla fue complejo porque no se sabía casi nada de ella, más que su fecha de nacimiento, muerte, y el momento de la huelga, en la que participaron 400 mujeres que eran víctimas de abusos inimaginables.

Les retrasaban el reloj para que trabajaran más horas, asistían descalzas y sufrían abusos por parte de los capataces”, expresó la autora, en una conferencia en la casa editorial. Pasaron seis años, para queÁngela Becerra pudiera concluir una novela de 813 páginas plagada de ese idealismo mágico, que ella misma define como “las emociones al servicio de la literatura”.

“Los vacíos en su vida me permitieron novelar, crear su niñez y adolescencia. Entre más le daba de mí más quería Betsabé. Viajé a Medellín en tres ocasiones, porque aunque soy colombiana, nunca había estado en esa región. Ver los archivos me permitió vislumbrar como era ese Medellín que ansiaba copiar el París y el Londres de los años 20, que pasaba de la luz de gas a la electricidad”, agregó.

Algún día, hoy recrea con fervor los primeros momentos de Betsabé en un mundo que desde el inició se le presentó como violento y excluyente . Fue ese mismo rechazo y un instinto ancestral de supervivencia que le permiten formarse y tejer un profundo lazo de amistad, no exento de las pasiones humanas propias de la niñez y la adolescencia, con su hermana de leche, Capitolina. A diferencia de ella Capitolina nace entre sábanas llevadas a Medellín desde París, pero ambas comparten una mismacondición: son mujeres rechazadas. El amor, encarnado en la figura de Emmanuel surgirá como una esperanza que las hace reafirmarse en la diferencia. Con tintes autobiográficos y una narrativa ágil, la autora logra recrear el mundo de Betsabé para hacerla resurgir como una heroína.

Sobre el amor que no tuvo o que se negó a tener, la autora menciona, lo recrea en la figura de Emmanuel porqué es lo que merecía. Alguien que respetara su feminidad y su fortaleza.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

YC/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-