facebook comscore
Auditoría a la Cuarta Transformación

Auditoría a la Cuarta Transformación

Columnas martes 17 de diciembre de 2019 - 00:44

Estamos terminando el primer año de gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador y la pregunta natural es ¿quién lo auditará y presentará los primeros informes del buen ejercicio o mal uso de los recursos públicos? Ni más ni menos que un técnico que a pesar de que se le vincula con el expresidente Enrique Peña Nieto, ha dado visos de buenos resultados al frente de la Auditoría Superior de la Federación.
La Cuenta Pública es un documento elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en el que se informa cómo se usó cada peso del presupuesto público federal. Este informe se prepara al finalizar cada ejercicio fiscal (enero-diciembre) y es entregado a la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, a más tardar el 30 de abril de cada año.
Corresponde a la Auditoría Superior de la Federación la revisión de la Cuenta Pública y realizar las auditorías correspondientes, para confirmar el buen uso o detectar malos manejos de los recursos públicos, por parte de los gobiernos municipales, gobiernos estatales, Gobierno federal, Poder Legislativo, Poder Judicial, órganos autónomos y en general cualquier particular o institución pública.
Por ello, cobra verdadera relevancia el papel que va a jugar David Rogelio Colmenares Páramo, quien fue nombrado Auditor Superior de la Federación por dos terceras partes de la Cámara de Diputados, el 15 de marzo de 2018 y que permanecerá en el cargo todo el sexenio del Presidente López Obrador, saliendo el 14 de marzo de 2026.
Economista egresado de la UNAM, se ha destacado como un auditor, contralor especialista en recursos financieros y ha ocupado cargos como Director de Administración y Finanzas de Liconsa, Secretario de Finanzas del Gobierno de Oaxaca, profesor de la UNAM y Auditor Especial de Gasto Federalizado en la misma Auditoría Superior; llama la atención su relación con administraciones y legislaturas priistas.
Sin embargo, hay que subrayar el papel que ha jugado en la presentación de más de 60 denuncias penales, resultado de las auditorías realizadas al ejercicio 2018, ante la Fiscalía General de la República a cargo de Alejandro Gertz Manero, nueve de las cuales son por el caso de la llamada Estafa Maestra. Parece estar cumpliendo su compromiso inicial de realizar su trabajo apegado a la normatividad, aunque como bien dice, pueda molestar a más de uno.
Aunque ha demostrado ser un auditor incómodo, su verdadera prueba de fuego será la revisión del ejercicio 2019, el primer año de la 4T, el primer año de un gobierno que ha hecho de la lucha anticorrupción su esencia.
No veremos peces gordos, no hay visos de corrupción a nivel del Gabinete Presidencial; pero no puedo decir lo mismo de niveles operativos y mandos medios. Algunos serán casos de corrupción, pero la mayoría serán malos manejos, por tomar decisiones incorrectas, a partir de la inexperiencia y el desconocimiento de la administración pública. La mayoría, relacionadas con adquisiciones, dejarán ver el abuso de la adjudicación directa, y el menosprecio de los procedimientos y normatividad para la contratación de bienes y servicios. Gabriel García Hernández, Coordinador General de Programas para el Desarrollo, los podría asesorar.
Ojalá que las investigaciones y las denuncias sean sólidas y bien construidas; ojalá que el Presidente y Morena no decidan simplemente descalificarlas y acusar mala voluntad. Ojalá.

Especialista en Ciencia Política y Gobierno.
avilezraul@hotmail.com


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Así avanzan las precampañas Columnas
2020-01-17 - 00:34
Tiraditos Columnas
2020-01-17 - 00:07
Silencio en el Poder Judicial Columnas
2020-01-17 - 01:18
Línea 13 Columnas
2020-01-17 - 01:12
+ -