facebook comscore
Autorretrato

Autorretrato

Columnas martes 11 de junio de 2019 - 03:23

“Fotografiar es poner la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo punto de mira”, decía Henri Cartier-Bresson, el padre del fotoperiodismo y uno de mis fotógrafos favoritos.

▶ Anna Di Prospero es una profesional de la lente joven, de tan solo 32 años, nacida en Roma que suma una decena de exposiciones individuales y el doble de estas de manera colectiva en Europa y Estados Unidos.

Estudió fotografía en el Instituto Europeo de Diseño de Roma y en la Escuela de Artes Visuales de Nueva York y su trabajo ha sido galardonado por Concursos internacionales.

Su ojo fotográfico, sabe de narrativas, entiende cómo contar historias a través de sus imágenes. Explora la vida cotidiana y la relación entre el ser humano y el medio ambiente.

Aunque la mayoría de su trabajo está basado en ella, la generalidad son series de autorretratos en distintas locaciones, sola, acompañada de familiares, amigos o desconocidos.

Pareciera que fotografiara basada en un estilo antiguo, donde los fotógrafos pasaban horas o días previos para crear sus composiciones para después llevarlas a cabo, con poco margen de maniobra y sí mucha exactitud.

Ella hace uso de su buena técnica para demostrar esa individualidad propia, que es capaz de establecer algún tipo de vínculo afectico con otras personas, en especial con su familia.

Para que hayan vínculos afectivos entre las personas, deben de ser recíprocos. No pueden solo pararse frente a la cámara y fotografiar porque sí, al menos, ella no.

Esta imagen que aquí vemos, es parte de una serie de autorretratos con su familia, un trabajo que se integra a su investigación visual basada en vínculos íntimos llamados “With You” .

Cartier-Bresson no estaba de acuerdo con producir, planear o “amañar” previamente las fotografías, él prefería ir a la búsqueda de la imagen y capturarla.