facebook comscore
Autos, pistas y algo más...

Autos, pistas y algo más...

Ciudades jueves 04 de noviembre de 2021 -

Jorge Arturo López

¡Qué alguien me explique!

El sector de la movilidad está en plena efervescencia eléctrica, las marcas automotrices de todo el mundo están metiendo el acelerador, y millones de dólares en diversos países de cara a la conversión de sus modelos, pero... aquí le seguimos apostando a los combustibles fósiles ¡que alguien me explique!

Marcas de todas las nacionalides, como General Motors, Toyota, Mazda, Stellantis, Ford, Volkswagen, Nissan, KIA, Mercedes-Benz, Audi, Porsche, Nissan, Baik, Infiniti, JAC, etcétera, ya tienen la mirada puesta en la transformación de su flota entre 2025 y 2030, a vehiculos verdes (híbridos, enchufables, eléctricos...).

De hecho, gobiernos como el de Alemania, Estados Unidos o China, celebran la decisión de sus respectivas marcas y las incentivan para que aceleren la producción masiva de vehículos verdes a precios accesibles. El mundo está involucrado en crear el auto eléctrico del pueblo, pero aquí lo que se incentiva legalizar los autos chocolate, basura que llega de Estados Unidos... ¡que alguien me explique!

Está claro que la electrificación vehícular ya nos alcanzó, no podemos seguir pensando que son los coches de futuro, no, porque ya son una realidad, lo que falta es que esas tecnologías se masifiquen, que ya no sean caras. En eso trabajan las marcas y algunos gobiernos que se han dado cuenta que más bien ese es el negocio del futuro, sólamente aquí seguimos con los ojos vendados.

Es una lástima que mientras la industria automotriz invierta miles de milones de dólares en diversos países para la investigación y creación de centros de desarrollo y la producción de coches eléctricos, México se aferra a nuestra obra maestra, la refinería de Dos Bocas. ¡Vivan los combustibles fósiles!

Esa obsesión representa sin duda un freno más a la evolución de la industria de la movilidad en nuestro país, es ir en contra del Acuerdo de Paris que muchos países firmaron en 2015 para combatir el cambio climático y acelerar las acciones e inversiones para un futuro sostenible con bajas emisiones de carbono; es cerrar la puerta a la inversión extranjera, en plena austeridad republicana ¡óigame no!

La reforma eléctrica, otra piedrita

La reforma eléctrica es... otra piedrota en el camino. Su objetivo es fortalecer a la CFE y monopolizar ese sector sin importar el impacto que tendrá en otros segmentos, específicamente en ell automotriz, que a pesar del freno de mano que le ponen, se mantiene como el motor de la economía mexicana.

Muchas empesas extranjeras (europeas y estadounidenses), ya se quejaron por la afectación económica que sufrirán sus finanzas y el caso podría derivar en sanciones millonarias para nuestro país, justo cuando estamos en pobreza franciscana, pero todo se justifica si se trata de arropar al director de a CFE.

Era de espearse que también la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) levantara la voz, preocupada por el aumento de costos que esa reforma generará a sus asociados ya que casi todas sus plantas en el país utilizan energías sustentables que les permiten ser más eficientes.
Otra preocupación de las automotrices en México, son los cambios que puedan venir en la legislación, como obligarlas a consumir la energía de la CFE antes de las energías sustentables que ellas mismas producen.

El gobierno de Estados Unidos también ya metió su cuchara y la calificó como “Una reforma cara y sucia”. Advirtió que si se aprueba, las emisiones de carbono y los costos dela electricidad en nuestro país podrían dispararse hasta 65 por ciento.
Parece un panorama ¡de muertos!


No te pierdas la noticias más relevantes en facebook

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

MF/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -