Beisbol y boxeo
Beisbol y boxeo

Columnas martes 05 de marzo de 2019 - 03:14


Frecuentemente ejerzo la crítica contra numerosas políticas, declaraciones, actitudes y hasta estilos del nuevo Gobierno. Es preciso reconocer cuando algo parece positivo también. El PROBEIS, programa de fomento al beisbol, la marcha y el boxeo impulsado por la Presidencia de la República me parece una iniciativa no solamente rescatable, sino correcta.

Muchos dicen que estuvo mal retirar el financiamiento público a la Fórmula Uno o los partidos de la NFL en México. Argumentan que ese dinero se redirige al PROBEIS por ser el beisbol un deporte predilecto del Presidente. Mi impresión es que no solamente corresponde a partidas presupuestales distintas sino a propósitos de política pública diferente. Tanto la Fórmula Uno como los partidos de la NFL no constituyen un ejercicio de fomento deportivo entre los mexicanos, sino políticas muy exitosas de atracción turística. No facilitan la práctica de una actividad física para la mayoría de la población, sino que logran introducir divisas y turistas en gran escala a nuestro país.

El objetivo de PROBEIS resulta ser otro. Entiendo que se trata de estimular la práctica del deporte en zonas marginadas. En el caso del boxeo y de la marcha, hablamos de deportes en los que además los mexicanos se han distinguido en torneos internacionales. Esa promoción deportiva no nada más sirve para enorgullecer a México con la formación de atletas competitivos, sino que disuade y aleja a los jóvenes de los vicios. ¿Por qué oponerse entonces?

Falta conocer, como en tantos otros programas gubernamentales, las reglas de operación. La transparencia deberá ser la norma para operar un presupuesto de 500 millones como el prometido en los anuncios presidenciales. Aun así, un servidor encuentra positivo que PROBEIS no esté marginado en una oficina perdida de la CONADE, sino que forme parte de la Oficina de la Presidencia. Esa ubicación administrativa demuestra el compromiso y la importancia asignada por Andrés Manuel López Obrador a esta política. Se dice que lo del beisbol se está haciendo únicamente por complacer la afición presidencial. No lo sé. Lo que sí sé es que en México no han existido políticas deportivas de Estado desde hace muchos años.

Más importante que producir campeones internacionales (asunto de suyo relevante), la oferta de esparcimiento sano para la juventud de los barrios suena muy atractiva. El panorama urbano del país puede mejorar sensiblemente e incluso incidir positivamente sobre el abatimiento de la delincuencia juvenil, pandillerismo, etcétera.

Celebro entonces esta iniciativa. Espero que no se frustre por incompetencia burocrática, corrupción, opacidad administrativa o falta de profesionalismo en su conducción. De no ser así, cuando menos en este terreno habrá que reconocer un acierto notable en la 4T. México merece deportistas de calidad y una población sana como consecuencia de la práctica deportiva cotidiana. Bienvenido el esfuerzo.

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Desapariciones: La larga búsquedaColumnas
2019-03-26 - 02:01
El paraíso infernal de la CDMXColumnas
2019-03-26 - 01:57
La enseñanza del arteColumnas
2019-03-26 - 01:51
El reporte Mueller da fuerza a TrumpColumnas
2019-03-26 - 01:49
Y los rusos también jueganColumnas
2019-03-26 - 01:45

+-