laopcionnota
Cambridge Analytica
Cambridge Analytica

Columnas jueves 04 de abril de 2019 - 01:47


La investigación del fiscal especial Mueller, no encontró que en la campaña del presidente Trump existiera conspiración con Rusia para influir en las elecciones presidenciales de ese país, a través de la empresa Cambridge Analytica. Pero vamos por partes ¿Qué es el caso Cambridge Analytica?

En 2016, Cambridge Analytica utilizó los datos de 87 millones de usuarios de Facebook y otras redes sociales, para desarrollar, predecir e influir, a través de una campaña de marketing político, en la preferencia electoral de la ciudadanía, usando sus perfiles psicológicos.

Cambridge Analytica logró saber cuál debía ser el contenido, tema y tono de un mensaje para cambiar la forma de pensar de los votantes de forma individualizada. A partir de ello, comenzó a enviar propaganda electoral basada en noticias falsas (fake news), replicada mediante redes sociales, blogs y medios de comunicación, con el propósito de favorecer al candidato Trump y desprestigiar a la candidata Hillary Clinton. A partir de esta trama, con el respaldo del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, se abrió una investigación independiente a cargo del exdirector del FBI, Robert Mueller, para que determinara la posible participación de Trump en esta estrategia, pues de llegar a probarse esos nexos, el mandatario podría enfrentar un juicio político y ser destituido.

Las acusaciones contra Trump son graves, pues por primera vez en la historia de la democracia estadounidense, una elección ha sido alterada por un país extranjero —Rusia—, mediante la distorsión de la visión de los ciudadanos sobre sus candidatos, generando un panorama artificioso que inclinó la balanza.

El preludio del informe no sólo ha sido desolador para Washington y un grueso sector de la ciudadanía de la Unión Americana, sino también para quienes pensamos que el Derecho Constitucional es el mejor remedio para asentar el poder político.

Al más puro estilo de Cantinflas, el fiscal Mueller ha dado un veredicto de muerte para la investigación, al señalar que: “si bien este informe concluye que el presidente no cometió un delito, tampoco lo exonera”.

Estamos ante la peor noticia para la democracia estadounidense, pues este caso puso a prueba su fuerza institucional. En tiempos preelectorales como los que se avecinan, el resultado anunciado ofrece más dudas que certezas, porque la ambigüedad después de dos años de investigación conduce a pensar que el trabajo de Mueller no fue independiente ni objetivo, lo cual es un golpe al sistema constitucional de la Unión Americana.

Lo que parece ser un triunfo del Presidente Trump de cara al proceso electoral en el que se definirá su reelección, en realidad, constituye una derrota a su legitimidad, porque quedará para la historia la sospecha de que su elección en 2016, se logró al amparo de la obstrucción de justicia, la corrupción y el abuso de poder. Cambridge Analytica



•Especialista en Derecho Constitucional y Teoría Política

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Violencia en el país: llamado urgenteColumnas
2019-04-22 - 02:48
La Máquina y Pumas causan nostalgiaColumnas
2019-04-22 - 02:45
Al-NahdaColumnas
2019-04-22 - 02:42
IngresosColumnas
2019-04-22 - 02:36

+-