facebook comscore
Caminando por la vida

Caminando por la vida

Columnas viernes 11 de octubre de 2019 - 03:55

La primera experiencia de un país se transmite por un taxista. La política, la economía, la sociedad y los deportes se conocen a través del cicerone consumado que habita en todo maestro del volante. El taxista define la especificidad positiva o negativa de la aventura por vivir.

Realmente influye. He compartido con taxistas experiencias personales y familiares, incluso alguna lágrima, recibiendo siempre los mejores gestos de empatía (aunque en Estados Unidos Uber ya ofrezca la opción de “silenciar” a los conductores).

Por otra parte, he vivido personalmente experiencias muy positivas con marcas como Uber (pionero en el modelo de negocio de transporte colaborativo). Aunque esta columna no puede resultar un diván de consciencia, tengo que comentar que en una ocasión dejé un portafolio con una chequera, un iPad y varios videos familiares dentro. Tras localizar al chofer, quedó conmigo para entregármelo puntualmente a las 7 de la mañana del día siguiente.

Me alegro profundamente de encontrar un modelo tan evidente de ética profesional.

Necesitamos del servicio de transporte en todas sus formas para dar movilidad a nuestra ajetreada existencia.

Las ciudades no reflejan el carácter de inteligencia que les debía caracterizar.

Sin entrar en detalles, los accesos y traslados son largos y complicados. No hay suficiente transporte público y el que hay deja mucho que desear (pero ése es tema para abordar en otro momento).

En esta perspectiva de movilidad y eficiencia, la participación de taxistas y choferes afiliados a una aplicación son muy necesarios y contribuyen al bien de la sociedad. No hay ninguna razón para encontrar contradicción entre los dos servicios, mucho menos para que haya enfrentamientos, considerando además que la competencia suele ser positiva para los usuarios, sobre todo en caso de coyunturas en las que la demanda aumenta.

Además, genera una oportunidad para que el gremio de taxistas de adaptarse a las nuevas tecnologías y optimizar su servicio en función de las necesidades de los usuarios, como: monitorear en tiempo real la ruta, tarifas inalteradas, pago electrónico, posibilidad de obtener facturas, perfil del conductor, viajes compartidos, división de tarifas, entre otras más que han llegado a posicionar a las aplicaciones de transporte en la preferencia del consumidor, tanto a nivel individual como empresarial.

Los taxistas conocen al dedillo la ciudad (algunos) y los choferes de las aplicaciones ponen un especial cuidado en el servicio. Los taxistas manejan como... taxistas y los choferes dominan las plataformas de ubicación. Diferentes estilos con fortalezas y debilidades, pero dignas de consideración. Todos al servicio de ciudades que conforman el lugar donde deberíamos hacernos más humanos por la calidad de vida.

Taxistas y choferes, son parte de nuestra vida, ayúdennos a caminar pon ella. Basta ponerse de acuerdo y contar con buenas leyes.

•Director de Extrategia,
Comunicación y Medios

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Monopolio de cilindros de gas Columnas
2019-10-23 - 05:23
Damas y caballeros: La Serie Mundial Columnas
2019-10-23 - 03:43
Conservador y populista Columnas
2019-10-23 - 03:41
Premio Nobel de Economía Columnas
2019-10-23 - 03:40
Ingresos Columnas
2019-10-23 - 03:38
Línea 13 Columnas
2019-10-23 - 03:36
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -