laopcionnota
“Cannes y te vas”

“Cannes y te vas”

Columnas jueves 30 de mayo de 2019 - 03:05


¿La recién inaugurada agencia de viajes “Yo soy el presidente” tendrá vuelos económicos con mensualidades sin intereses? Es una pregunta que me tiene intrigado ya que desde hace unos días, nuestro amado líder ofrece un servicio más de la presidencia de la república: organiza viajes internacionales. Ahora sí, pónganse a temblar Despegar, Vayama y todas las agencias de internet.


Y es que si no es con la anuencia del presidente nomás no hay manera de que ningún funcionario pueda salir del país para viajes de trabajo. A María Novaro, la directora de Imcine, le tocó bailar con la más fea hace poco. La presidencia le aplicó la de “Cannes y te vas” o lo que es lo mismo, mientras estaba en el célebre festival cinematográfico le llegó un “memo”, donde le decían que se regresara a México de inmediato porque nuestro amado líder no le había dado permiso de viajar y casi se la traen de las orejas.

Qué paradójico, el 30 de noviembre de 1911, Francisco I. Madero fue el primer jefe de Estado del mundo en volar en avión; fue un vuelo de prueba en un biplano piloteado por el francés Diyot, en los llanos de Balbuena. Piloto y presidente sobrevolaron la Ciudad de México durante cuatro minutos y todos felices. 108 años después, el presidente más que volar, ha preferido convertirse en agente de viajes.

Los funcionarios de la 4T ahora necesitan pasaporte, visa y la bendición presidencial para dejar el país. La lógica es la austeridad republicana que responde a los excesos con los que viajaban los funcionarios de los gobiernos anteriores y que para nadie eran un secreto: primera clase, séquito, acompañantes, hoteles de lujo. Lo hacían como verdaderos monarcas y muchas veces asistían a conferencias, reuniones y otras actividades internacionales que ni al caso.

Qué decir de aquellos viajes presidenciales que comenzaron a ponerse de moda desde el sexenio de Adolfo López Mateos (1958-1964), a quien llamaban López Paseos por su pasión por viajar a cuanto país podía o el carnaval con que solía viajar Echeverría de quien se dice, llegó a llevar tortilleras para mostrar al mundo lo bien que echaban las tortillas al comal y que sabrosas les quedaban.

No podemos olvidar que a muchos presidentes no les bastaba un avión, algunos llegaron a tener hasta dos y además les ponían nombres súper ultra originales como “José María Morelos y Pavón”, “Presidente Juárez”, “Emiliano Zapata”; no podía faltar el folclor llevado al poder: López Portillo bautizó sus dos aviones como el Quetzalcóatl I y el Quetzalcóatl II.

A seis meses de iniciado el gobierno de la 4T, ya resulta normal que el presidente viaje en líneas comerciales como cualquier hijo de vecino, aunque siempre cause alboroto; pero la austeridad republicana parece de contentillo porque mientras nuestro amado líder viaja así, su gobierno gasta una millonada manteniendo el avión presidencial —que heredó de las tinieblas del neoliberalismo— en un hangar.

Pero varios son los problemas que le veo a la nueva agencia de viajes presidencial. Me da gusto saber que nuestro amado líder no tiene tantas ocupaciones y que le sobra tiempo para revisar y palomear quién de sus funcionarios sí puede viajar y quién no tiene permiso para salir del país. Resulta tranquilizador saber que esa es una de sus preocupaciones.

Pero también, una vez más queda demostrado que lo nuestro son los extremos; no sabemos estar en el punto medio. Pasamos de los excesos, dispendios, despilfarro y corrupción en los viajes oficiales, a reducirlos al mínimo como si el objetivo final fuera que México se aislara paulatinamente del escenario internacional. La visión pueblerina de la política actual.

¿Todo tiene que pasar por la venia presidencial? Al parecer sí y como no habrá cambio de rumbo yo le recomendaría a la agencia de viajes que dirige nuestro amado líder que también incluya en su palomeo los viajes de trabajo por la República Mexicana para evitar papelones como el que se aventó la ahora exsecretaria de la Semarnat la semana pasada. Y eso que venían a gobernar de una manera distinta.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

¿La reforma electoral: una obsesión?Columnas
2019-06-20 - 02:53
Medio ambiente, retos y obstáculosColumnas
2019-06-20 - 02:51
El no más Draft de la Liga MXColumnas
2019-06-20 - 02:49
La Copa de las gradas vacíasColumnas
2019-06-20 - 02:47
Un loco fin de semanaColumnas
2019-06-20 - 02:45
Maduro seguirá en el poder un mes másColumnas
2019-06-20 - 02:43

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-