laopcionnota
Caso Viuda Negra: ya tienen retrato hablado
Caso Viuda Negra: ya tienen retrato hablado

Ciudades jueves 11 de abril de 2019 - 03:20


POR CARLOS JIMÉNEZ

Peritos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) elaboraron ya el retrato hablado del asesino material del empresario Jacobo Quezada, su hijo y su hija, la noche del jueves pasado dentro de un gimnasio en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Se trata de un sujeto que llegó poco después de Berenice Alanís, esposa del empresario y principal sospechosa de haber organizado ese múltiple crimen.

Aunque esta mujer fue detenida el fin de semana, actualmente se encuentra libre por errores cometidos por el Ministerio Público que lleva el caso. ContraRéplica obtuvo la imagen que se elaboró del homicida, gracias a la descripción de un testigo que estaba afuera del lugar donde se perpetraron los asesinatos.

Según los reportes, aquel día el sujeto llegó en una motocicleta todoterreno y se estacionó afuera del local. Se trata de un hombre de entre 35 y 40 años de edad, que usaba barba y llevaba puestauna gorra.

Los testimonios recabados por la Procuraduría, detallan que el día del crimen, Berenice Alanís llegó al gimnasio a pesar de que nunca iba a él.

Luego, le dijo al gerente, Omar Daniel Hernández, que dejara de vigilar la puerta de acceso, que le subiera el volumen a la música y que la acompañara al segundo piso para ponerle una rutina de ejercicios.

Omar Daniel aseguró ante las autoridades que esto era muy extraño para él, pues ella nunca le había pedido una rutina. Además, dijo que la mujer se la pasó hablando por teléfono con un dispositivo de manos libres, y asomándose en reiteradas ocasiones por la ventana del gimnasio.

Mientras ella estaba en el segundo piso del gimnasio, la música estaba a todo volumen y nadie vigilaba la puerta, aquel hombre en moto llegó al lugar y se estacionó afuera. En un instante entró y se dirigió a la parte alta del inmueble para cometer el crimen.

Ahí asesinó al empresario Jacobo, a su hijo Jacobo y a su hija Patricia. A todos les disparó dentro de un baño. Después huyó.

Fue hasta cerca de la medianoche que Omar Daniel subió a verlos que los descubrió en el piso. El empresario aún estaba vivo, pero agonizando; sus hijos ya habían muerto. Camino al hospital Jacobo Quezada falleció.

Este lunes ContraRéplica reveló la historia de esta mujer, la cual pasó de ser la empleada doméstica de la casa, a la esposa y heredera del empresario dueño de edificios, negocios y una colección de autos de más de 20 millones de pesos. Sin embargo, ahora es la principal sospechosa de organizar su asesinato y el de los dos hijos de él.


Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas



+-