Células armadas restan su apoyo a Nicolás Maduro
Células armadas restan su apoyo a Nicolás Maduro

lunes 11 de Febrero de 2019


RUBÉN MACHAEN

Nicolás Maduro inició el domingo los ejercicios cívico militares “Bicentenario de Angostura 2019”, en los que, en compañía del ministro de defensa, Vladimir Padrino López y el comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), Remigio Ceballos, aseguró que la dinámica pretende “acoplar toda la capacidad operativa, organizacional, de armas y de unión cívico-militar para defender a nuestra patria”.

Ceballos aseguró que “EU quiere demoler a la Fanb, pero no podrán, por el sentimiento de nacionalismo que está instaurado dentro del componente militar” y agregó que “todas las tropas bolivarianas responden a Nicolás Maduro”.

En entrevista exclusiva para ContraRéplica, Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente Alto en Defensa del Norte de Caracas, afirma que estos ejercicios intentan “demostrar una fuerza que el gobierno ya no tiene”.

Y es que Rojas, quien desde su organización se dedica a la denuncia, protesta y documentación de casos de represión y demostraciones de violencia por parte de los colectivos afirma que en 2019 “el mismo pueblo que montó a Hugo Chávez en el poder en 1998, es el mismo pueblo que quiere bajar a Nicolás Maduro”.

“Si no hay pierna de cerdo, no importa, pero tenemos patria”, decía hace apenas a un mes Valentín Santana, líder del colectivo La Piedrita, que opera desde el barrio 23 de enero. Por su parte, Subero —como se hace llamar un ex militar de 47 años e integrante de otro colectivo— se declaraba hace una semana en entrevista para la cadena BBC, “presto y dispuesto para la guerra” contra el imperialismo.

Pero en la práctica, los colectivos no están saliendo a la defensa de la revolución. “Ya no se ven tantos motociclistas en las calles para defender al chavismo”, comenta Víctor Martínez, vecino de la parroquia La Pastora, a unos cuantos metros del palacio presidencial. “(Juan) Guaidó estuvo en Catia, en el Valle, en Petare”, zonas otrora bastiones del chavismo. "Eso antes no era posible", dice.

Según Rojas, “hay dos tipos de colectivos: ideológicos y de negocios a costa de la “permisividad gubernamental”.

Colectivos como La Piedrita y 5 de marzo se encargan de negociar desde la venta de comida; la venta de gas e invasiones a domicilios donde se gestan células delictivas; hasta amedrentamiento y asesinatos de opositores que, según Rojas, han disminuido en un 40 por ciento. “Maduro está demostrando fuerza con ejercicios militares, pero vas a los barrios, hablas con la gente y ya nadie se cree el cuento”, concluye.

Etiquetas


Notas Relacionadas



+-