facebook comscore
Ciudad salvaje

Ciudad salvaje

Columnas viernes 30 de agosto de 2019 - 02:35

La Ciudad de México se ha convertido en una ciudad salvaje. Capital salvaje de un país salvaje. Tal vez sea tiempo de reconocer que una ciudad de 20 millones de personas no puede ser otra cosa. Aunque asumir la normalidad de su brutalidad sólo puede ser un síntoma de haber perdido la esperanza de una vida en paz.

Recientemente, una marcha de mujeres que protestaban contra la violencia de género en la Ciudad de México dividió la opinión pública. Mientras algunos lloriqueaban por las formas de la protesta, las mujeres decidieron poner en el centro del debate público una realidad brutal. Las marchas surgieron tras la violación de dos menores por parte de la policía que asegura proteger esta ciudad salvaje.

Pero la protesta muy rápido mostró que estos casos están lejos de ser aislados. Las mujeres en México viven una inseguridad generalizada.

El año pasado, según datos del Inegi, fueron asesinadas 3 mil 663 mujeres en México. Aproximadamente 10 cada día. Aunque esos datos reflejan el problema generalizado del país, la Ciudad de México tiene mucho todavía que aportar a esta violencia desmedida contra las mujeres. Según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones de los Hogares, 8 de cada 10 mujeres en la Ciudad de México reportaron haber sufrido algún incidente de violencia emocional, económica, física, sexual o de discriminación en su vida. Los perpetradores
de esta violencia son mayoritariamente hombres.

Tal vez la violencia de género ha saltado al debate público por la exagerada tardanza que han tenido las autoridades de todo el país para tomar acción.

Pareciera que los feminicidios, las violaciones y las agresiones cotidianas contra las mujeres pueden seguir fuera de la prioridad del Gobierno por no tener ningún costo político para los ineptos que gobiernan este país, también salvaje. Ojalá estas protestas puedan hacerlos cambiar de parecer. Que los gritos de las mujeres en las calles les recuerden que su inacción tendrá consecuencias.

En esta ciudad lo más cercano es lo violento, lo más cotidiano es lo brutal. Todos estamos expuestos a que llegue el día fatal de un momento a otro por el azar de una violencia que se ha hecho demasiado costumbre. No hay ninguna preferencia política que pueda justificar la inacción del Gobierno. Hay pocos territorios de esperanza para una sociedad que se ha acostumbrado a esquivar la muerte todos los días.

Un ejemplo: Jaime M. salió de su casa el día 28 de agosto de 2019. Después de una jornada larga en sus labores como jefe de estación del Metro San Cosme, divisó a lo lejos a un hombre con aliento alcohólico que entraba en el vagón exclusivo para mujeres.

El jefe de estación le pidió que se retirara. Luego riñeron. En un instante inesperado, el hombre que violaba una regla de civismo se convirtió en asesino cuando aventó a Jaime M. hacia las vías del Metro.

Tras el suceso, el servicio del Metro no fue interrumpido. Ciudad salvaje

•Especialista en comunicación pública.
Tw: @Torhton

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Hugol abrió la puerta a Messi Columnas
2019-10-17 - 03:22
Francisco Umbral y el viejo lesbiano Columnas
2019-10-17 - 03:21
El legado del naturalista Columnas
2019-10-17 - 03:17
Chicos buenos Columnas
2019-10-17 - 03:16
El Nobel y México Columnas
2019-10-17 - 03:14
Línea 13 Columnas
2019-10-17 - 03:10
+ -