laopcionnota
Cómo elegir el nombre de tu empresa

Cómo elegir el nombre de tu empresa

Tendencias lunes 15 de julio de 2019 - 13:50


Cuando pensamos en emprender, uno de los pasos claves de este gran proceso es la elección del nombre que va a tener nuestra empresa o negocio. El nombre por el que será conocida por la gente y que nos permitirá llegar más o menos lejos. La elección del nombre de una nueva empresa es algo considerablemente difícil, una tarea que requiere de bastante esfuerzo mental, de creatividad, de originalidad a la par que de un toque de sencillez.

Así pues, con cada consejo que se nos puede dar para llevar a cabo una elección adecuada de nuestro nombre, iremos viendo, cada vez más, la gran importancia que tiene elegir el nombre conveniente y correcto, ya que hará depender en cierto modo nuestro éxito y lo lejos que podamos llegar.

De modo que, primeramente hemos de saber que existe un generador de nombres gratis, lo cual puede ser una gran ayuda a la hora de la elección, ya que puede darnos grandes pistas y hacernos una idea del nombre que queremos, o incluso puede darnos el nombre definitivo para nuestra empresa.

No obstante, veamos los consejos principales que hemos de seguir paso por paso para ver cómo podemos inventar o dar con el nombre adecuado para nuestro nuevo negocio. En primer lugar, tenemos que pensar en la diferenciación. Es decir, debemos tener en cuenta que el nombre que tenemos que elegir ha de ser ligeramente al de la media. No debe sonar igual que el resto de nombres del mismo sector, sino ser algo más innovador y atractivo.

¿Cómo debe ser el nombre adecuado para mi negocio?

Seguidamente, hemos de tener en cuenta la prolongación de la palabra, o la duración de la misma al ser pronunciada. Se suele recomendar que la palabra no exceda las 4 sílabas, para así poder ser recordada fácilmente por los posibles clientes. Además, si escogemos un nombre más bien corto, no será convertido en acrónimos, los cuales pueden llevar luego a diferentes confusiones o a no saber a qué sector pertenece la empresa.

Por consiguiente, si tenemos un nombre de unas tres sílabas, tendremos la longitud ideal. Al igual, se recomienda que pueda ser pronunciado sin ningún tipo de problema. En otras palabras, que se pronuncie tal cual se escribe, para evitar cualquier posible confusión y para hacerlo finalmente más sencillo. Sin embargo, debemos tratar que suene sencillo no sólo en nuestro idioma, sino también en los más hablados a nuestro alrededor, como puede ser en inglés.

Este aspecto será clave si tratamos con clientes del extranjero o nos dedicamos a exportar algún tipo de producto. El nombre, idealmente, ha de ser sencillo de pronunciar en ambos idiomas. Para llegar a lograr esto que acabamos de explicar en el párrafo anterior, la mejor opción sería contactar con una persona nativa cercana o ajena a nosotros y preguntarle por el nombre, por su pronunciación, ver cómo suena y si es realmente dificultoso para una persona que habla un idioma distinto, o si por el contrario resulta sencillo de leer y pronunciar. Si conseguimos esto, estaremos haciéndolo bien.


Por otro lado, uno de los consejos más dados para este tipo de elección es que el propio nombre se corresponda con el servicio que ofrece o con los productos que vende. El nombre ha de ser un mero reflejo del tipo de empresa que somos y de lo que queremos vender.

Los consejos finales para perfilar el nombre de empresa ideal

A continuación, si todavía no tenemos del todo pensado nuestro nombre para la empresa, tenemos más consejos todavía, y para mucha gente parecen ser los más importantes a la vez que sencillos a tener en cuenta para la correcta elección final. Se trata de cómo suene el nombre. De si es una palabra agradable o si por el contrario recuerda a algo molesto o incómodo.

Hemos de pensar que el nombre debe gustar a la gente, debe sonar suave, limpio, armónico, sencillo; cuanto menos brusco mejor. Además de todo esto, uno de los puntos esenciales en la actualidad. Debemos mirar si el nombre que hemos pensado para ponerle a nuestro negocio está ya registrado como página web o como perfil de empresa en las diferentes redes sociales existentes. Si ya está registrado, tendremos que volver a pensar uno nuevo desde cero.


Aun así, si el nombre no está registrado, ya tenemos una parte muy importante del proceso conseguida, ya que hoy en día sin página web y sin redes sociales, no tendremos ni la mitad de un negocio, ni un pequeño porcentaje de publicidad. Es totalmente necesario disponer de estos servicios.


Adicionalmente, es muy aconsejable que el nombre comience por una letra sencilla y fácil de recordar, que esté idealmente al principio del abecedario. Esto nos indica a su vez que es recomendable evitar pensar en nombres que empiecen por letras como pueden ser la Y, la X o la Z.

Como punto final, podemos añadir algo que resulta ser muy útil en la actualidad. Este punto consiste en elegir un nombre que pueda llegar a convertirse en un verbo, como es la tendencia actual. Un claro ejemplo puede ser Google. Algo por el estilo sería lo ideal. Sin embargo, a la vez que tenemos esto en cuenta hemos de pensar un nombre que, por el contrario, no sea algo momentáneo y de moda, sino que nos sirva para un largo plazo de tiempo.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

YC/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-