Conacyt
Conacyt

Columnas jueves 14 de febrero de 2019 - 02:47


Qué lejos estamos del prometido gabinete juarista mencionado en las campañas presidenciales de López Obrador. Si en el equipo de alguno de los gobiernos de Juárez estuvieron Guillermo Prieto, Matías Romero, Melchor Ocampo y Francisco Zarco, en el equipo de la 4T están presentes Octavio Romero, Rocío Nahle, o Jiménez Espriú. Más o menos el mismo nivel. Donde se aprecia más la calidad de los nombramientos es en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

La doctora María Elena Álvarez-Buylla, directora general del Conacyt, es una científica de indiscutible prestigio internacional, distinguida con el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2017, otorgado por el presidente Peña Nieto. La acompaña en sus responsabilidades Edith Arrieta, una licenciada en diseño de modas que fungirá como subdirectora de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados.

La titular del Conacyt obtuvo su doctorado en botánica en la Universidad de California, Berkeley. Por eso asombran los comentarios de la directora general del Conacyt, compartidos por Ana Francisca Vega en su columna en El Universal, de acuerdo con los cuales, la doctora Álvarez-Buylla “está convencida de que debemos dejar de seguir enviando a tantos jóvenes a estudiar en el extranjero.” No nada más eso.

“No se detendrá la convocatoria (para becas en el extranjero), aunque se va a revisar a detalle” informa la columna. Después hay que prestar atención a los referentes internacionales para la gestión que propone “en ciertos aspectos, países como Cuba son ejemplares.” Sí, en ciertos aspectos que no son científicos.

Revise su teléfono celular, computadora, tableta, televisor, automóvil, refrigerador. Vea la marca de sus medicamentos, insecticidas, productos alimenticios y de limpieza. ¿Algo de esto se fabricó, patentó o desarrolló en Cuba? ¿Conoce usted alguna gran innovación científica de un país que sigue viviendo de la producción de caña de azúcar 60 años después de la Revolución? Cuba nunca se industrializó. La directora de Conacyt escogió como destino académico para su doctorado Estados Unidos, pero propone imitar a Cuba. ¿Los avances científicos y tecnológicos cubanos son superiores a los estadounidenses? ¿Por qué limitar las becas para mexicanos en el extranjero?

Cursar un posgrado en el extranjero despierta el sentido crítico frente a los gobernantes. Países como Cuba le prohíben a su población salir del territorio nacional, no vayan a darse cuenta del desastre al que los condenó la Revolución. Alguien debería recordarle a la 4T que Benito Juárez vivió en Nueva Orléans, aprendió inglés y se carteaba en francés con Víctor Hugo. Karl Marx, siendo alemán, desarrolló sus investigaciones y escribió lo mejor de su obra en la Biblioteca Británica de Londres. Abrirnos al mundo nos mejora, el nacionalismo empobrece en todos los sentidos. La ideología de la izquierda es el internacionalismo proletario. La de la derecha fascista, el nacionalismo a ultranza.

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

Etiquetas


Notas Relacionadas


Todo queda en familiaColumnas
2019-03-20 - 01:47
Descenso destapa escándalosColumnas
2019-03-20 - 01:36
Por qué escribía SaramagoColumnas
2019-03-20 - 01:32
El presidente más popular del mundoColumnas
2019-03-20 - 01:25

+-