Conservadores

Conservadores

Columnas martes 03 de septiembre de 2019 - 02:24


Yo solo me siento moralmente derrotado los lunes malditos, ahí sí, ni cómo hacerle; ni la 4T, ni la 5T, ni ninguna otra T podría sacarme de mi postración en lunes. Pero quiero aprovechar que nuestro amado líder volvió a llevarse la de ocho columnas con un par de frases de su informe que como tiros certeros cayeron en el polvorín que es hoy la opinión pública.

No era necesario ser profeta para saber que su mensaje a la nación sería similar a cualquier informe de cualquiera de sus antecesores: una loa a su gobierno que ha construido un país próspero, justo, equitativo y feliz, pero que sólo existe en esa envidiable realidad paralela en la que siempre han habitado nuestros presidentes y sus colaboradores, porque basta mirar en cualquier dirección y nuestra realidad es por lo menos escalofriante.

El primer informe hubiera pasado sin pena ni gloria, pero hubo nota gracias a la increíble discusión que suscitó lo que se leía en la mampara oficial: “Tercer informe de gobierno al pueblo de México”. Y como no nos gustan las discusiones bizantinas, ardió la pradera con insultos y memes de ambos bandos.

La Constitución no establece que el informe debe llevar el número del año de gobierno en que se presenta, como tampoco prohíbe que el jefe del Ejecutivo presente su informe frente a sus cuates. Y como no dice eso, seguramente nuestro amado líder, con ese ánimo provocador que lo caracteriza, organizó su fiesta en Palacio y la llamó “tercer informe” al que debía ser el primero oficialmente. Tan fácil que hubiera sido poner “Primer-tercer informe” y sanseacabó.

Pero la Troya mexicana ardió mucho más con la frase: “la oposición está moralmente derrotada”. Y aunque sí tiene su carga de mala leche, tiene razón. Nuestro amado líder no se refiere a los varios millones de ciudadanos que se oponen a su forma de gobernar y que votarán en contra de Morena en 2021, sino a la oposición política organizada que aún no se organiza porque sigue llorando su derrota. PRI, PAN, PRD le dieron la espalda a la ciudadanía y son responsables de que López Obrador haya arrasado en las elecciones. No pueden digerir eso, son incapaces de hacer un acto de contrición, perdieron la brújula y si no están moralmente derrotados, sí están en la lona con la cuenta en siete.

Mientras la oposición se duerme en sus laureles y anda papando moscas, nuestro presidente se cree el nuevo Juárez. A lo largo de estos meses ha rescatado términos que se habían quedado en el siglo XIX, como “la reacción” —hay un texto del general Miguel Miramón, acérrimo enemigo de Juárez, que tituló La hermosa reacción donde estableció su programa de gobierno—; pero prefiere usar “conservadores” para referirse a los neoliberales y a todos aquellos que se oponen al triunfo de la 4T.

López Obrador es muy juarista, de hecho, la expresión “moralmente derrotados”, tiene su origen en una frase de Juárez —de quién más podía ser—, que nuestro amado líder citó en su primer-tercer informe de gobierno: “El triunfo de la reacción es moralmente imposible”.

La frase respondía a un contexto específico, cuando liberales y conservadores dirimieron el futuro del país en los campos de batalla. Y en efecto, en ese momento el triunfo de los conservadores era moralmente imposible porque ese grupo, apoyado por el Ejército y por el clero, se opuso a las grandes reformas liberales con las armas en la mano; porque los conservadores prefirieron ir a la guerra que conciliar; porque una vez derrotados, sin ningún pudor, echaron mano de un ejército invasor y se entregaron a un títere austriaco para tratar de establecer una monarquía y acabar con la república.

Pero eso sucedió en el siglo XIX, de 1857 a 1867 y hay que recordarle a nuestro amado líder que los neoliberales de ahora no son los conservadores de entonces a pesar de que los Epigmenios, los Ackerman y otros paranoicos de su gobierno insistan en ver conspiraciones y golpes de Estado blandos a la vuelta de la esquina. Para garantizar la consolidación de la democracia siempre será mejor contar con una oposición organizada a que el presidente por su real gana se convierta en el árbitro absoluto de los destinos del país.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Jalisco se suma al patrimonio culturaColumnas
2019-09-20 - 01:50
Mexicanos al grito de gol...Columnas
2019-09-20 - 01:48
Historias Por ContarColumnas
2019-09-20 - 01:46
Adriano, un gran pacificador: YourcenarColumnas
2019-09-20 - 01:44
Y el muro, va…Columnas
2019-09-20 - 01:38
IngresosColumnas
2019-09-20 - 01:36

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-