facebook comscore
Consulta sobre Tren Maya una farsa para defender un “capricho”: Reyes Montiel

Consulta sobre Tren Maya una farsa para defender un “capricho”: Reyes Montiel

Nación sábado 21 de diciembre de 2019 - 11:35

Por Víctor Barrera

Por carecer de legitimidad y validez legal, la consulta realizada por el Gobierno Federal sobre el Tren Maya es una farsa, así la calificó la diputada Claudia Reyes Montiel del grupo parlamentario del PRD.

La Secretaria de la Comisión de Economía, Comercio y Competitividad agregó que esta consulta con escasa participación se realizó sobre un proyecto que ya está en marcha desde hace meses por imposición del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“De los millones de habitantes de Yucatán, Quintana Roo, Tabasco, Campeche y Chiapas, en dicha “consulta” sólo participaron unas 34 mil personas, la gran mayoría de ellas carentes de información para valorar dicho proyecto, esto a pesar de que muchos miembros del Gobierno Federal la publicitaron ilegalmente”, señalo la legisladora.

La también integrante de la Comisión de Turismo consideró la consulta como un acto demagógico más del actual Presidente de la República, “pues se realizó al margen de autoridades legalmente facultadas para ello, sin metodología en el cuestionario y sin infraestructura ni seguridad para evitar cualquier posible fraude”.

Resaltó también que la obra se realizará por el “capricho” de López Obrador, que aun cuando han señalado especialistas los desastres ambientales y arqueológicos que provocaría, no se toman en cuenta.

“Como vemos, la obra va porque así lo decidió el Presidente, sin importar lo que la gente dijera, como tampoco importa el hecho de que varios especialistas han señalado que la construcción del Tren Maya afectará el medio ambiente o zonas arqueológicas con un importante valor histórico y cultural para nuestro país, como recientemente lo han señalado especialistas de la UNAM”.

Reyes Montiel, reiteró que el Tren Maya realmente no es un impulso del desarrollo nacional por parte del Estado, sino la continuación del modelo neoliberal, que sigue tan vigente como antes, pues la obra responde, más que a un interés nacional, al de grupos económicos nacionales y extranjeros.

“El Presidente se dice un demócrata y esta consulta la presentó como una muestra de ese supuesto espíritu democrático, pero la verdad es que la forma en que se realizó esta consulta es propia de un gobernante demagogo”, acotó la legisladora.

Concluyó que al gobierno federal no le importa despojar de sus tierras a los ejidatarios y segregar a los pueblos originarios que habitan en la zona por la que cruzará el tren y más bien la consulta le sirvió para tratar de legitimar ese despojo.

Imagen: @ClauReyes_m

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

DM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -