laopcionnota
Continúa la eterna comparación
Continúa la eterna comparación

Columnas jueves 14 de marzo de 2019 - 01:15


Por mucho que se piense que los dos astros del balompié en la actualidad, como son Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, son provenientes de otro planeta, lo cierto es que son humanos y respiran el mismo aire, la diferencia es que son únicos y perfeccionistas de su trabajo.

La muestra y cátedra que el portugués impartió el pasado martes ante el Atlético de Madrid es excepcional. Tres anotaciones del luso que condujeron a su equipo, la Juventus de Italia, a los cuartos de final de la Champions League, y mientras para muchos ya es costumbre ver este tipo de hazañas por parte de Cristiano, lo curioso es que él, prometió a sus compañeros, meter tres goles y darles el pase a la siguiente fase, el resto, es historia.

Un acto de grandeza que realiza día con día y muchos se preguntan cómo es que un hombre, puede lograr semejantes acciones, como película o acciones épicas dignas de un pasaje histórico.

La respuesta es simple, es obra de un obsesionado con su trabajo que pule cada detalle con un balón de futbol, que cuida su cuerpo y que hace de la disciplina, su religión, eso es Cristiano Ronaldo, un jugador que evoluciona al igual que el balompié a través de los años, es pionero de un estilo revolucionado que si lo vemos 10 o 20 años después, entenderemos que CR7, el máximo goleador de la Champions con 124 goles (y contando) da pie a una nueva era de este deporte.

Las comparaciones entre el delantero de la Vecchia Signora y el astro argentino, Lionel Messi, son en ocasiones, inevitables. Con un mar de récords que difícilmente alguien podrá superar algún día, la Pulga mantiene esa competencia no intencional ante el portugués.

Ayer, Messi encaminó al Barcelona a los cuartos de final del torneo de la Orejona, con una de las genialidades con las también nos tiene acostumbrado, un cobro de penalti a la Panenka que dio elegancia y técnica, fiel a su estilo fino de tratar el balón.

Esta victoria significó para Messi la número 476 de su historia, igualando a su excompañero en el cuadro culé Xavi, sin mencionar que también representó el primer partido en el que mete dos goles u dos asistencias, en lo que va de la Liga de Campeones de Europa.

Lo cierto es que el trabajo de ambos jugadores debería ser disfrutado y no comparado, pero como máximos referentes de la misma era del futbol, sus logros y títulos serán contados al terminar sus carreras y al parecer nadie se pone a pensar en el vacío que dejarán en las canchas, pues el argentino de 31 y el portugués de 34 años de edad, ya no están en su etapa más joven, y dudo mucho que gusten retirarse como otras leyendas, es decir, en equipos de menor calidad… aún falta para eso, así que continúen con la eterna comparación.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Los sistemas nacionales en MéxicoColumnas
2019-05-27 - 03:16
Relaciones internacionalesColumnas
2019-05-27 - 03:12
Voto hispanoColumnas
2019-05-27 - 03:10
IngresosColumnas
2019-05-27 - 03:07
Línea 13Columnas
2019-05-27 - 03:02
¡Bravo!Columnas
2019-05-27 - 03:00

+-