facebook comscore
Critican el silencio en Los dos Papas en casos de abuso sexual

Critican el silencio en Los dos Papas en casos de abuso sexual

Entornos lunes 30 de diciembre de 2019 - 00:00

La cinta dirigida por el brasileño Fernando Meirelles reconstruye la transición pontificia de 2013; en un diálogo ficticio entre Ratzinger y Bergoglio, el cineasta muestra las dos caras de la Iglesia Católica; omite críticas al cardenal Marcial Maciel
Por Martha Rojas
Martha.rojas@contrareplica.mx
Grandes diálogos y buenas actuaciones sostienen uno de los filmes más criticados del cineasta brasileño Fernando Meirelles, quien este 5 de enero se medirá con directores de larga trayectoria como Martin Scorsese, Sam Mendes o Noah Bumbach por un Globo de Oro en la prestigiosa categoría de Mejor película.
Tras la consagración que obtuvo con Ciudad de Dios, el brasileño regresa con una cinta argumentalmente ambiciosa que pone su atención sobre la transición papal de 2013, que permitió que por primera vez en casi 416 años, dos Papas gobernaran el mismo tiempo.
Con Los dos Papas, Meirelles reconstruye de manera ficticia las conversaciones entre Joseph Ratzinger (Anthony Hopkins) y Jorge Bergoglio (Jonathan Pryce) en las semanas previas a la sucesión.
Una jugada maestra de Meirelles hace que la atención del espectador se fije en la construcción de dos personalidades política y religiosamente opuestas. Por un lado construye a un Benedicto XVI en el que la erudición, su postura hacia ciertos temas como el celibato, el aborto, el abuso sexual por parte de clérigos e incluso el uso del latín como idioma oficial del Vaticano, representan los lastres más profundos de la institución pontificia y por el otro, muestra a un Francisco que, básicamente, es todo lo que la Iglesia necesita en momentos de tan convulsos cambios.
Con ayuda del guionista Anthony MacCarten , el brasileño se permite mostrar a un Papa futbolero, amoroso y comprometido con la doctrina jesuita de “los pobres primero”. Hasta ahí todo transcurre de manera casi predecible: dos Papas opuestos se enfrascan en un diálogo con miras a solucionar una institución salpicada por los crímenes que a lo largo de su historia ha perpetrado contra las mujeres, los no creyentes e incluso con sus propios sacerdotes a quienes niega la posibilidad de casarse en cumplimiento de un precepto que ha sido más interpretado que comprobado.
Pero lo que Meirelles en realidad ofrece es un mero espejismo. En el momento en el que Ratzinger y Bergoglio se disponen a hablar acerca de los crímenes sexuales que Marcial Maciel, fundador de la Legión de Cristo, cometió contra al menos 60 menores de edad, el sonido va perdiendo lentamente su potencia.
Los espectadores podríamos pensar que se trata de un ejercicio cinematográfico en el que simplemente se reconstruye el retrato de aquella transición de manera "objetiva" y que, entonces, su objetivo no es cuestionar la visión religiosa bajo la cual se encubrieron cientos de abusos sexuales, sino plasmar la naturaleza de dos seres entregados a Dios, con sus propios dilemas y pasados, al final dos pontífices un poco humanos.
En ese caso, la mayoría coincidirá en que Los dos Papas es una cinta magistralmente armada, entretenida, con unas actuaciones brillantes y un argumento interesante que bien podría hacer frente a El irlandés en cualquier competición.
Pero si se piensa que el Meirelles, que en Ciudad de Dios no tuvo miramientos para mostrar la naturaleza de la violencia o los códigos que hacen funcionar la calle, es probable que se salga decepcionado, pues la cinta no va más allá de un retrato razonado y muy bien armado acerca de los dos pontífices, sus intereses y prioridades como gobernantes del Estado Vaticano y su clara postura ante una institución que agoniza.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Rematan máscara de Teotihuacán en 1 MDP Entornos
2020-01-23 - 00:00
Rematan máscara de Teotihuacán en 1 MDP Entornos
2020-01-23 - 00:00
+ -