facebook comscore
Cuba se abre a moneda digital para burlar sanción de Trump

Cuba se abre a moneda digital para burlar sanción de Trump

Global miércoles 18 de septiembre de 2019 - 03:12

POR SARAH MARSH/REUTERS

Jason Sánchez, de 35 años y quien encabeza un taller de reparación de teléfonos móviles en La Habana, pudo comenzar a comprar piezas de repuesto a través de Internet en 2018 gracias al desembarco del comercio de criptomonedas en Cuba.

El lanzamiento del Internet móvil en la isla hace casi un año ha fomentado el auge de las criptomonedas, que ayudan a superar los obstáculos por las sanciones de Washington a La Habana.

“No es lo mismo criptomonedas que la tecnología que las sustenta: blockchain.

Los sistemas de registro distribuido pueden tener muchísima utilidad para la economía, en especial para el desarrollo del sistema de pagos y los mercados financieros. Hacia ahí mira Cuba, sus matemáticos e investigadores”, destacó ayer en una entrevista con el portal oficial Cubadebate Juan Luis Gamboa Santana, director general de Tesorería del Banco Central de Cuba.

El embargo comercial de Estados Unidos excluye de los sistemas de pagos internacionales convencionales y de los mercados financieros a los cubanos, que tampoco pueden obtener tarjetas de crédito o débito para uso internacional.

Los cubanos como Sánchez están adquiriendo monedas digitales, en su mayoría no reguladas, descentralizadas y anónimas, para realizar compras en Internet, invertir y comercializar.

“(A los cubanos) se le abren varias puertas que normalmente no tenemos”, dijo Sánchez, quien utiliza la criptomoneda N.1 Bitcoin para comprar en China piezas nuevas que no están disponibles en Cuba.

Alex Sobrino, fundador del canal Telegram CubaCripto, donde los cubanos debaten y comercian con monedas digitales, calcula que 10 mil cubanos las usan.

“Utilizamos las criptomonedas para poder recargar los teléfonos, para poder hacer compras en algunos sitios o webs que permiten criptos, incluso hay muchachos que me han contado que hasta han sacado reservas de hoteles (...)”, aseguró Sobrino, de 33 años, quien comparte criptografía con labores paralelas en un negocio familiar de panadería.

Sin duda, la compra de criptomonedas en Cuba todavía está en un terreno legal gris y es un reto en la práctica, aunque es poco probable que pueda convertirse en un hábito convencional para los 11.2 millones de habitantes de la isla en un corto plazo.

Dado que en su mayoría los cubanos no poseen tarjetas de crédito, muchos solicitan a familiares en el extranjero que hagan la primera compra o compran en canales como CubaCripto, que tiene más de 400 miembros.

Con frecuencia, las partes se encuentran cara a cara para que el comprador entregue el efectivo con una comisión y el vendedor efectúe la transacción en una computadora portátil o teléfono móvil.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -