laopcionnota
Cuba y EU restauran la casa en la que Hemingway escribió El viejo y el mar
Cuba y EU restauran la casa en la que Hemingway escribió El viejo y el mar

Entornos lunes 08 de abril de 2019 - 05:18


Escrita en ocho semanas, en 1952, El viejo y el mar, una obra que realizó por encargo de la revista Life, se convirtió en una de la novelas más leídas de Ernest Hemingway. Dos años después la Academia Sueca reconoció al autor con el Nobel de Literatura.

Hemingway visitó Cuba por primera vez en 1928 y se instaló en ella en 1939, primero en la habitación 511 del Hotel Ambos Mundos, y luego en la Finca Vigía, una casa pequeña y perdida en medio del bosque.

Tras 17 años de trabajo conjunto, Cuba y la Fundación Finca Vigía de EU dieron otro paso en pos de la preservación del legado de Hemingway con la inauguración de un moderno centro para conservar la impresionante colección de documentos que guarda el hogar habanero del novelista, en los terrenos donde se encuentra la finca.

La instalación cuenta con laboratorios de restauración y una bóveda para almacenar la valiosa papelería del premio Nobel de Literatura estadounidense.

Para enviar los cinco contenedores que transportaron los equipos y suministros desde territorio norteamericano, la organización no gubernamental Finca Vigía tuvo que sortear numerosas restricciones impuestas por el embargo económico que Washington mantiene sobre Cuba desde hace más de 60 años.

“Este edificio es un símbolo de lo que se puede lograr cuando personas buenas trabajan juntas”, dijo la directora ejecutiva de la Fundación, Mary Jo Adams.

El proyecto se realizó en dos años y medio gracias a donaciones de las compañías como American Express, AT&T, Caterpillar, la fundación Ford, la familia de Frank y Jenny Phillips, nieta de Max Perkins, editor de Hemingway; y pequeñas contribuciones de personas de “casi todos los estados” del país norteño, preciso la filántropa.

El cronista estadounidense, bautizado por los cubanos como Papa Hemingway, es muy querido en la isla, especialmente en La Habana, donde se estableció definitivamente a finales de la década de 1930 y se le asocia con conocidos bares como El Floridita y La Bodeguita del Medio.

En Finca Vigía pasó casi la mitad de sus años como escritor en activo y recibió en 1954 la noticia de su premio Nobel, que dedicó al pueblo cubano y entregó como ofrenda a la Virgen de la Caridad, patrona de la isla.

Tras su suicidio el 2 de julio de 1961 en su casa de Idaho (EU) la mansión habanera fue convertida por elGobierno cubano en la Casa Museo Ernest Hemingway, que se mantiene como la dejó el narrador al marcharse y atesora los más de 22 mil objetos personales donados por su viuda Mary Welsh al Estado caribeño.

El sitio atrae todos los años a miles de visitantes, sobre todo estadounidenses, interesados por ver en primera persona como vivía el autor de Adiós a la armas.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas



+-