facebook comscore
Derribando muros: el voto de los mexicanos en el extranjero

Derribando muros: el voto de los mexicanos en el extranjero

Columnas jueves 17 de octubre de 2019 - 03:09

En México, el voto en el extranjero es una realidad desde hace casi 15 años. A partir de 2006, se han celebrado veintisiete procesos electorales con la participación de oriundos en el exterior: cuatro de índole federal y veintitrés locales.

El porcentaje de participación respecto al listado nominal es superior al promedio de votación extraterritorial en América Latina.

Por las características de la migración mexicana, el total de votos recibidos no es tan optimista, pues millones de mexicanos con derecho a sufragar se quedan sin hacerlo.

En 2018 se registró casi cien mil votos para la elección presidencial. El dato más importante fue que por primera vez en la historia electoral se permitió a la ciudadanía credencializarse. Para la jornada electoral había cerca de 520 mil personas con credencial de elector en el extranjero, pero sólo 181 mil se registraron para votar. La expectativa era mucho mayor.

Es posible inferir que una de las razones principales sería que por el propio diseño de la estrategia de votación en el extranjero, las campañas de difusión y promoción se realizan únicamente durante el proceso electoral y dentro del territorio nacional.

Hay una preocupante falta de acercamiento con la comunidad migrante en periodos no electorales. Algunos institutos electorales han implementado una política permanente.

El IECM asumió que toda la política institucional debe tener paralelismo migrante. Más allá de la importante votación de los chilangos en 2018, el IECM tiene programas de educación cívica o de participación ciudadana que contemplan a los oriundos en el exterior.

El INE determinó crear una comisión temporal de vinculación con mexicanos residentes en el extranjero. No es casual que a la fecha, se ha superado el millón de solicitudes de credencial de elector de los residentes en el extranjero.

La credencialización sólo es un indica dor relevante, pero detrás de ello, existe la necesidad de fortalecer el vínculo permanente entre las instituciones electorales y la ciudadanía residente en el extranjero.

No debemos permitirnos soltar a nuestros migrantes entre elección y elección, y ello se logra a través de campañas focalizadas de educación cívica que expliquen claramente los derechos políticos de nuestros oriundos: hablar de voto o de representación, incluyendo campañas de sensibilización para elfuturo mecanismo de voto por internet, tenderá a potencializar la participación.

En aras de una probable reforma electoral, es de suma importancia que se refuercen contenidos en educación cívica plenamente establecidos desde la normatividad electoral, con el objetivo de crear condiciones lo más similar posible con la ciudadanía que reside en territorio nacional.

No podemos soslayar que el ejercicio ciudadano de derechos no distingue lugar de origen ni de residencia, y las instituciones democráticas tienen el compromiso de fortalecer la participación sin importar desde dónde se ejerza.

•Consejero del Instituto Electoral de la
Ciudad de México.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Malas señales para los periodistas Columnas
2019-11-15 - 01:12
Tiraditos Columnas
2019-11-15 - 01:11
IPH, el reto Columnas
2019-11-15 - 00:49
Ideologías húmedas Columnas
2019-11-15 - 01:39
Historia y dictadura Columnas
2019-11-15 - 01:38
+ -