facebook comscore
Dos Años

Dos Años

Columnas viernes 19 de julio de 2019 - 02:34

Todos te dicen el cómo será, el qué harás y el qué sentirás a la hora de ser mamá, pero en realidad es que sólo son lejanos acercamientos a la realidad.


▶ Hoy se cumplen dos años de la llegada de mi hija Estefanía, y por supuesto de esta imagen personal y llena de magia que hoy les comparto.

Documenté visualmente desde el día uno que supe que estaba embarazada, crecimiento de la panza, las reacciones de los familiares a la hora de saber la noticia, la ropa apretada, la comida, las risas, los dolores, las ilusiones, todo.

Dos días antes de irnos al hospital, sentía un cansancio terrible y una barriga del tamaño de gemelos o de trillizos, un día antes tuve la energía como si no tuviera panza alguna y el día exacto, fue un cúmulo de sensaciones.

Cámara chica, cámara grande, Go Pro, teléfonos, cargadores a la mano, íbamos equipados para cubrir uno de los eventos más importantes de nuestras vidas, íbamos por todo.

Por supuesto no dejé mi teléfono para fotografiar cada instante, pero la llegada de las contracciones fueron suspendiendo mi habilidad de concentración y de detalle para encuadrar y hacer foto, así que comencé a hacer videos, muchos.

Conforme avanzaba el reloj y nos llegaba la noche, las contracciones iban en aumento y yo solo pensaba en bailar, para distraerme y ponerle ritmo a la noche, así que, lamentablemente las fotos fueron perdiendo interés. Sí, me ganó mi lado pre-mamá.

Y de pronto, llegaron las decisiones, seguimos con natural, o nos vamos con cesárea, el latido del corazón de la bebé ya inquieto, yo cansada y justo antes de las 8 de la noche, me subieron a la camilla y nos fuimos al quirófano.

La mano de Rodrigo, mi ginecólogo fue la que me sostuvo y me llevó a la calma. El nervio es brutal, aquellas mariposas en el estómago que uno recuerda, se convierte en un revoloteo de un millón de aves desconocidas que te arrastran al llanto, a la alegría y de la felicidad a un momento de ensueño.

Mi idea de fotografiar se esfumó al instante en que mis manos quedaron extendidas con agujas por aquí, sensores por allá y sepa Dios qué más.

Ulises sí iba preparado, celular, cámara y Go Pro encendida, yo no recuerdo haber estado preparada para vivir el momento más INCREÍBLE y mágico de mi vida entera.

El playlist de los doctores era como de rock pop noventero en español, según yo cantaba para no parecer que mis nervios lo eran todo.

De pronto, la voz de Rodrigo fue “Ahí viene, ahí viene” y me paralicé. Grité de emoción y aún no veía nada, y de pronto, me acercó a mi hija lo más que pudo para que la viera, así tan llena de mi, envuelta en una energía de amor que nos envolvió como un hechizo.

Mi vida ha estado plasmada en imágenes, en impresiones de todos los formatos, en álbums viejitos, modernos y digitales, pero esta fotografía que hoy ven, es LA MEJOR DE TODAS. Aunque no la tomé yo, puedo decir que es mía.

En ese instante cambió todo, dejé de ser yo para ser para alguien más, Dios me permitió dar vida y en ese momento se hizo realidad. Hoy celebro ese miércoles 19 de julio de 2017 que a las 20:17hrs llegó mi hija, y a dos años, me ha hecho una mejor y más feliz mujer.


Tw: @lauragarza

Instagram: @lauragarzag

Web: www.lauragarza.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Pasión Gamer Columnas
2019-10-15 - 10:13
¿Tiempos de cambio en LMB? Columnas
2019-10-15 - 03:09
Cristiano… 700 y contando Columnas
2019-10-15 - 03:07
Evo, una vez más Columnas
2019-10-15 - 03:04
Hay de reinas a reinas Columnas
2019-10-15 - 03:02
Ingresos Columnas
2019-10-15 - 03:00
+ -