facebook comscore
Dos cárteles se disputan la zona de ataque a los LeBarón

Dos cárteles se disputan la zona de ataque a los LeBarón

Nación viernes 08 de noviembre de 2019 - 00:38

Por Claudia Bolaños
nacion@contrareplica.mx

Los grupos de delincuencia organizada que se disputan la frontera norte del país: Gente Nueva y La Línea, han dispersado sus actividades delictivas más allá del narcotráfico, pues además del trasiego de droga hacia Estados Unidos y a nivel nacional, realizan actos de huachicoleo, tala ilegal y asalto a camiones que traen mercancía de importación y exportación, extorsión y secuestro.
De igual manera que captan centroamericanos ilegales que enfilan en sus grupos, participan en el tráfico de personas, tanto a mujeres con fines de explotación sexual, como de quienes les pagan por ayuda para cruzar hacia el país vecino.
Las investigaciones oficiales indican que se trata de grupos que han evolucionado y que provienen de los principales cárteles mexicanos del narcotráfico desde los 80: el de Sinaloa —de Joaquín El Chapo Guzmán— y el de Juárez —de los Arellano Félix— respectivamente.
Ambos se disputan el trasiego de droga, ya sea por tierra, aire y principalmente mar, para lo cual tienen y rentan embarcaciones y aeronaves. Producen cocaína, cristal, metanfetamina y fentanilo, sustancia que es más potente que la morfina, y se usa tanto para la fabricación de medicamentos, como drogas sintéticas que son sobre todo destinadas al mercado norteamericano.
Estos dos son los grupos de la delincuencia organizada que son investigados por su probable participación en el ataque a miembros de la familia Le Barón, en la sierra chihuahuense, donde perdieron la vida tres mujeres y seis menores de edad, entre ellos dos bebés de apenas 8 meses.
Sus modos de operación son muy similares, como el que están divididos en células identificadas con otros nombres, para así causar confusión. Sus igualdades se explican porque algunos de los integrantes del Cártel de Sinaloa antes estuvieron en el Juárez.
Expolicías federales consultados, y quienes este año decidieron no sumarse a la Guardia Nacional, refirieron que según su experiencia, el ataque fue directo y no una posible confusión como las autoridades han hecho referencia.
Explicaron que el grado de desarrollo y organización de estos delincuentes, no deja duda de que fue un acto direccionado a esa familia. “Es increíble pensar que se hayan equivocado. Estos sujetos tienen la vigilancia de toda la zona”.
En ambos grupos se cuentan jóvenes oriundos de las propias comunidades de Chihuahua y Sonora, quienes se sienten más protegidos al interior de estas bandas criminales que fuera de ellas, además de colombianos y centro americanos, policías y expolicías.
De hecho, la Línea es comandada por un individuo identificado como Roberto González Montes El Mudo, quien era policía estatal.
Y Gente Nueva es liderada por Ruperto Salgueiro Nevárez El 37.
Fue en 2017 cuando se generó una mayor disputa por la traición de integrantes de un cártel a otro.
Fue entonces cuando ambos bandos decidieron usar las propias redes sociales para difundir sus actos de violencia, torturando a integrantes del cártel contrario, mientras los interrogaban.
Ahora con el ataque a los Le Barón se espera que en ese territorio presente un incremento de enfrentamientos, debido a que el acto de haber atacado mujeres y niños es considerado como algo extremo, lo cual atrajo la atención de las autoridades.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -