laopcionnota
Ecuador tira 7 años de proteger a Assange… por espiar a Moreno
Ecuador tira 7 años de proteger a Assange… por espiar a Moreno

Global viernes 12 de abril de 2019 - 03:47


POR GUY FAULCONBRIDGE, KATE HOLTON Y COSTAS PITAS

La policía británica se llevó a rastras a Julian Assange de la embajada de Ecuador en Londres ayer, después de que el país sudamericano puso fin de forma abrupta a siete años de asilo, allanando el camino para su extradición a Estados Unidos por su papel en filtraciones de información clasificada.

Funcionarios estadounidenses lo acusaron de conspiración apenas horas después de que el fundador de WikiLeaks, que tenía un aspecto frágil con el pelo y la barba blancos, fue sacado de la sede diplomática por al menos siete agentes que lo subieron a una furgoneta entre gritos de “¡esto es ilegal, no me voy!”

La primera ministra británica, Theresa May, se congratuló por la noticia en el Parlamento, a diferencia del presidente estadounidense.

“No sé nada de Wikileaks, no es mi asunto”, aseguró a periodistas Donald Trump, quien en 2016 mostró su aprecio por el sitio de filtraciones, luego de que publicara correos electrónicos que perjudicaron a su rival Hillary Clinton.

En su comparecencia ante un tribunal londinense, Assange afirmó que no es culpable de no haberse entregado a la corte en 2012. El juez de distrito Michael Snow calificó a Assange, que vestía vaqueros y una camiseta negra, como un “narcisista” y lo condenó por saltarse la libertad condicional. La sentencia se conocerá en una fecha posterior.

La policía explicó que arrestó a Assange, de 47 años, después de haber sido llamada a la embajada luego de que el gobierno ecuatoriano retiró el asilo.

Assange fue sacado de la legación con una copia en mano del libro de Gore Vidal “Historia del estado de seguridad nacional”.

Fiscales estadounidenses manifestaron que habían presentado cargos contra Assange por intentar acceder a una computadora con información clasificada del gobierno de Estados Unidos junto a la exanalista de inteligencia militar Chelsea Manning en 2010.

La acusación se hizo en secreto en marzo de 2018 y se reveló ayer. Assange se expone a una sentencia de cinco años, pero expertos creen que EU podría presentar más cargos.

El arresto, ocurrido tras casi siete años sin salir de las estrechas habitaciones de la embajada, marca uno de los giros más dramáticos en una agitada vida que transformó al programador australiano en un rebelde reclamado por Washington.

Los seguidores de Assange, que levantó los pulgares de sus manos esposadas cuando era trasladado de una comisaría al tribunal, dijeron que Ecuador lo traicionó en nombre de Estados Unidos, que el fin del asilo es ilegal y que es un “momento oscuro” para la libertad de prensa.

Para algunos, Assange es un héroe por exponer lo que sus defensores consideran el abuso de poder, pero para otros es un rebelde peligroso que ha socavado la seguridad de Estados Unidos.

La acusación contra Assange procede de una larga investigación que se remonta a tiempos del gobierno de Barack Obama. Se originó en parte por la publicación de WikiLeaks en 2010 de cientos de miles de reportes militares sobre las guerras en Afganistán e Irak y comunicaciones diplomáticas de EU.

“Los cargos se relacionan con el supuesto papel de Assange en uno de los mayores compromisos de información clasificada en la historia de Estados Unidos”, indicó el Departamento de Justicia, que precisó que se enfrenta a una pena máxima de cinco años de cárcel si escondenado.

Assange se refugió en 2012 en la embajada para evitar ser extraditado a Suecia, donde las autoridades querían interrogarlo por agresión sexual.

La pesquisa se desechó en 2017, pero la abogada sueca de la víctima de violación, dijo ayer que presionará para abrir el caso.

La relación de Assange con Ecuador se arruinó después de que este país lo acusó de filtrar información sobre la vida personal del presidente Lenín Moreno. El mandatario había dicho previamente que Assange violó los términos de su asilo. Moreno afirmó aye que el estatus de asilado diplomático se canceló por una repetida violación de las convenciones.

“La paciencia del Ecuador tiene su límite (...) le hemos quitado el asilo a este malcriado y ventajosamente nos hemos librado una piedra en el zapato”, dijo Moreno en un acto público.

Envie un mensaje al numero 55-13-60-28-33 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas



+-