laopcionnota
Eficiencia, el nombre del juego.
Eficiencia, el nombre del juego.

Columnas lunes 13 de mayo de 2019 - 01:58


¿Es posible reducir los días laborales y mantener un alto nivel de productividad?, la respuesta directa es un sí, un rotundo sí. Trabajar cuatro días a la semana y descansar tres, esta fórmula se ha probado en muchos países del mundo, en Europa es una realidad que adoptan más y más naciones, en Japón ya hay legislación al respecto, incluso en América Latina ya hay países que realizan estudios al respecto o más allá, ya están en el Congreso.

Trabajar cuatro días a la semana es mejor que trabajar cinco, afirma la Organización Internacional del Trabajo, organismo especializado de las Naciones Unidas (OIT).

Los expertos de la OIT argumentan a favor de la reducción de la semana laboral; según ellos, en primer lugar, permitirá mejorar la salud pública, ya que muchas enfermedades en el mundo actual son causadas por las horas extraordinarias. En segundo lugar, la semana corta creará más puestos de trabajo y, en tercer lugar, diversos estudios muestran que los empleados son más productivos cuando trabajan menos horas en sus lugares laborables.

Naciones como como Holanda, Dinamarca, Noruega, Irlanda, Alemania, Suiza, Bélgica y Suecia, han adoptado jornadas laborales de lunes a jueves. En América Latina, Chile estudia esta alternativa, el presidente Sebastián Piñera, acaba de firmar un proyecto de ley para flexibilizar la jornada laboral y permitir turnos de cuatro días por semana en acuerdo entre el trabajador y el empleador sin afectar los sueldos percibidos.

El proyecto del Ejecutivo busca adaptar los trabajos a las vidas de los empleados y propone una jornada de 180 horas mensuales para ser distribuida “de forma diferente cada semana, permitiendo un mejor uso del tiempo personal y familiar”, se escucha al interior del Palacio de la Moneda.

Recientemente una empresa en Nueva Zelanda, Perpetual Guardian, hizo público su proyecto para implementar la jornada de cuatro días…durante dos meses se pegaron carteles y se agregó a los recibos de nómina la leyenda “trabaja 4 días y cobra 5”. El resultado en esta fábrica de 240 empleados fue un incremento en la productividad de 20 por ciento y, una mejor actitud y compromiso laborar.

Sin duda que son varios los factores que deben concurrir para que se llegue a esta reducción de la jornada laboral, pero ya hay camino andado. Cada país enfrenta una realidad diferente, es cierto, pero tener aspiraciones y metas en nada perjudican.

Quiero concluir esta colaboración con una frase que describe perfectamente esta situación, el del estudioso sobre asuntos laborales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) Jon Messenger… “se asume como dogma de fe que las largas horas de trabajo equivalen a una alta productividad. El problema de esto es que simplemente no es verdad”.



•Doctora en Relaciones Internacionales
ncalmarosa@gmail.com

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


La función de los recintos culturalesColumnas
2019-05-20 - 01:52
NacionalismoColumnas
2019-05-20 - 01:49
IngresosColumnas
2019-05-20 - 01:46
Línea 13Columnas
2019-05-20 - 01:42
ConectadosColumnas
2019-05-20 - 01:39

+-