laopcionnota
El Artista Anónimo

El Artista Anónimo

Columnas martes 02 de julio de 2019 - 04:05


Quizá no todos los instintos son equivocados y en ocasiones es necesario silenciar a las voces de alerta que te sugieren que estás tomando decisiones arriesgadas.

La vida de Olav, un anciano que posee una galería en Helsinki, toma un giro sorprendente cuando tras varios años de dedicarse a la compra y venta de arte, se empeña en adquirir un cuadro sobre el que no se conoce artista.

Bajo el misterio de las pinceladas que crearon el retrato de un hombre, quien puede ser el Cristo de Iliá Repin; se desarrolla este filme de Anna Heinämaa que se proyectó por primera ocasión en el Festival Internacional del Cine de Toronto de 2018.

En la búsqueda de un ideal y el empeño por alcanzar el prestigio de haber expuesto un cuadro perdido entre las paredes de la historia. Olav, busca dejar una marca personal en el mundo del arte, antes de partir. Con su único nieto como cómplice, este par se aventura por la trama de Anna Heinämaa, en donde la evidente diferencia de edades aporta los elementos necesarios para divertir y ayudar a resolver el enigma.

“¿Diez mil euros por un Ronald McDonald?”…

El abismo generacional de ambos personajes sirve como un gancho hacía la valoración del arte en los tiempos modernos; los recorridos por los museos en los que el abuelo le muestra al adolescente lo redituable de comerciar arte y las enseñanzas en torno al valor de las obras, ejemplifican un claro espectro artístico en el que se invita al espectador a formar parte.

La creación de un legado, el fin de una vida y los tropiezos al final del camino, son también un factor importante que demuestran la fragilidad de la existencia, pues sólo unos cuantos podrán decir que realmente dejaron un impacto en el mundo antes de partir.

De igual forma, el filme es una invitación a perseguir y dejarte llevar por tus instintos, así como a valorar las estructuras familiares y a los diferentes roles que éstas conllevan, siendo las memorias, una forma de perdurar por siempre en tus seres queridos.

La estructura de narración muestra las doce etapas del viaje del héroe de Joseph Cambpbell, en donde es evidente un cambio en el ambiente y en el personaje, logrando mediante acercamientos y tomas con un ojo bastante artístico, una película que vale la pena ver.

La dirección de Klaus Härö es bastante atinada, pues logra contar sin palabras hechos impactantes y cruciales para el desenvolvimiento de la historia. Si buscan una película agradable para pasar el rato, es una excelente opción.

Actualmente su distribución sólo está disponible Reforma Casa de Arte y en la Cineteca, pero si les gusta el arte y un buen manejo de escenas, vale totalmente la pena.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Municipios: ¿gobierno o sucursales?Columnas
2019-07-24 - 01:33
Realineamiento electoral en MorenaColumnas
2019-07-24 - 01:30
Inició el sueño de EdsonColumnas
2019-07-24 - 01:28
Estados Unidos e IránColumnas
2019-07-24 - 01:25
Guaidó, seis meses despuésColumnas
2019-07-24 - 01:21
Tiempos oscurosColumnas
2019-07-24 - 01:16

Más leidas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER


+-