laopcionnota
El PRI y el rinoceronte
El PRI y el rinoceronte

Columnas lunes 25 de marzo de 2019 - 02:06


José Narro Robles, aspirante a presidir el PRI, leyó bien el contexto y la agenda y decidió conmemorar el aniversario luctuoso de Luis Donaldo Colosio Murrieta precisamente en Lomas Taurinas, Tijuana.

En la plaza de la Unidad y la Esperanza dijo que el priismo puede recuperarse, que es necesario para México.

Acudir a Lomas Taurinas tiene un alto significado, porque muestra la aspiración por continuar un legado.

El exrector de la UNAM trabajó cerca de Colosio Murrieta desde la Fundación Siglo XXI, que era la instancia de reflexión del priismo para realizar diagnósticos y elaborar propuestas.

Tiene, por ello, toda la legitimidad para apelar justamente a ese priismo que ha intentado reformarse desde hace años y que vio frustrados estos empeños por derrotas o victorias mal dimensionadas y en las que los errores se fueron acumulando, transformando bolas de nieve en incontenibles avalanchas.

A 25 años del asesinato de Colosio Murrieta, el PRI no podía estar en peor momento. Tienen poca fuerza legislativa, y las elecciones de este año no le auguran que la situación mejore.

Sin embargo, a Narro Robles le asiste la razón sobre la utilidad que ha tenido y que puede tener un partido con la historia del PRI.

En la situación actual, ante el establecimiento de una fuerza dominante, la oposición y las alternativas que se planteen sin duda ayudarán a perfilar un mejor porvenir. Nada más dañino que un control absoluto y sin contrapesos. Ya hemos vivido esa historia y sabemos cómo puede ponerse.

Uno de los grandes pendientes, en nuestra vida pública, es que no nos ocupamos mucho de la reforma del poder mismo. Esto es, avanzamos en los instrumentos para definir el acceso al poder, pero no hicimos lo propio, o no con igual intensidad, respecto al ejercicio mismo de los mandatos.

Luis Rubio recordaba hace unos años, una cita de Chesterton que describe bien lo anterior:

“Si un rinoceronte fuera a entrar en este restaurante en este momento, nadie podría negar que desúbito adquiriría un enorme poder, pero yo sería el primero en levantarme para asegurarle que no tienen ninguna autoridad”.

Colosio Murrieta sabía esto y así lo hizo ver en discursos y compromisos, porque entendía que los agravios generados por las élites se hacían insostenibles. Era urgente recobrar autoridad y demostrar la utilidad de un buen gobierno, a la altura de una ciudadanía exigente e informada.

En las semanas y meses venideros el PRI definirá un capítulo esencial para su futuro, en el que se determinará si los viejos espectros que lo atormentan lo detienen o si existe la voluntad para dibujar un rumbo distinto, como el que se quebró en Lomas Taurinas hace cinco lustros.



•Twitter: @jandradej

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Los sistemas nacionales en MéxicoColumnas
2019-05-27 - 03:16
Relaciones internacionalesColumnas
2019-05-27 - 03:12
Voto hispanoColumnas
2019-05-27 - 03:10
IngresosColumnas
2019-05-27 - 03:07
Línea 13Columnas
2019-05-27 - 03:02
¡Bravo!Columnas
2019-05-27 - 03:00

+-