laopcionnota
El Pueblo Malo

El Pueblo Malo

Columnas lunes 22 de julio de 2019 - 02:27


Hay que concederle algo a los fifís: el Pueblo Malo sí existe. Lo digo con el corazón oprimido, porque nuestro Gran Benefactor lleva años tratando de convencernos de lo contrario, pero la evidencia es abrumadora. “¿A qué te refieres, Justito?”, preguntarán. “¿Tal vez a los miles que celebran al Chapo, cuando se dedicó a violar niñas, a torturar, a matar?”

Nooo. Ya nos explicó nuestro Rayo de Esperanza que lo que aplica en este caso es conmoverse. “¿A los que, cuando vuelca un tráiler, se precipitan a saquearlo mientras el chofer sigue atrapado en la cabina?”

Tampoco. Eso, como lo del Chapo, se arregla con una buena reprimenda materna y un recordatorio presidencial de que los bienes materiales no son importantes. “¿Será entonces a los que secuestran casetas y obligan a pagarles peaje? ¿A los que roban en los trenes?” No, por supuesto que no.

Me refiero a lxs que esperan a que nuestro Tlatoani llegue de gira, perdón, en viaje de trabajo para exigirle lo que se les ocurra —medicinas, seguridad, que aparezcan sus familiares—, como esxs que se metieron a su hotel en San Luis el otro día. ¡Malagradecidos! ¡Provocadores! Ahora resulta que tenemos derecho a exigirle resultados a nuestro Líder, como si se hubiera dedicado durante la Larga Marcha de los 18 Años, su campaña eterna, a hacer promesas disparatadas sobre la salud, el crecimiento económico y la distribución de la riqueza. Pero no solo eso: ahora resulta que no existen,como les dijo nuestro Padre de Pueblos a los inconformes, las “instancias correspondientes”. A ver, chillonxs: ¿alguna vez algo en la actitud del Tlatoani, algún gesto, les ha dado la impresión de que se siente capaz de enfrentar cualquier desafío, desde un problema de cableado hasta una política petrolera, y desde una clínica de fildeo y macaneo hasta un conflicto por una vaca y luego hasta un asunto de anitirretrovirales?

¿Algo en su personalidad les habla a ustedes, machuchonxs, sepulcros blanqueados, de narcisismo, como si nuestro Líder no fuera consciente de sus limitaciones, como si pensara que hasta la decisión de la marca de café que se toma en Palacio Nacional tuviera que pasar por sus manos? ¿De veras creen que no sabe delegar, que se avoraza con el poder? Peor: ¿no se han dado cuenta de que la estructura de gobierno de la 4T es una proyección de su personalidad infalible? O qué: ¿alguien en su equipo les ha dado la impresión de ser incompetente, de carecer de las herramientas elementales para el cargo? ¿Quién? ¿Manolo Bartlett en la CFE? ¿Rocío de México en Energía? ¿Tavo Romero en Pemex? ¿Mi Sanjua en Notimex? No, ¿verdad?

Así que, compañerxs: basta de reclamar.

Dejen dormir al Presidente, que tanto hace por nosotros. ¿Se imaginan, por ejemplo, que llegara poco descansado a la mañaneras y empezara a hacer propuestas disparatadas, a ofrecer datos inexactos, a tener ocurrencias? Entiendan su lugar en la 4T, les ruego. La próxima vez que nuestro líder lxs visite, por favor, todxs en silencio, mirada al piso y ofrendas en las manos: que un jarrito con té de tila hecho por la abue, que un tafilito de los que se toma mi pa, que un coqueto Rivotril, que un categórico Stilnox para las jornadas más tensas.

Sean Pueblo Bueno.

(A propósito, este humilde escribano también tiene problemas de sueño y no se ofende si le hacen llegar regalos que puedan ayudarlo. Whisky, por ejemplo. O algo de lo que se mete Jesusa Rodríguez para agarrar pilas. Envíen sus donativos a la recepción de ContraRéplica).

#DescansoParaElGanso.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

Violaciones y abusosColumnas
2019-08-19 - 01:44
The Great One, #21Columnas
2019-08-19 - 01:43
Una poética del desastreColumnas
2019-08-19 - 01:37
FascismoColumnas
2019-08-19 - 01:33
Nosotros tambiénColumnas
2019-08-19 - 01:30

+-