facebook comscore
El T-MEC y la austeridad de las aspirinas

El T-MEC y la austeridad de las aspirinas

Columnas miércoles 26 de junio de 2019 - 03:50

Con la licitación internacional de medicinas hay una noticia buena y otra mala. La primera es que corrigieron el rumbo y sí se contará con servicios de distribución.

La mala es que todo el proceso puede ser impugnado porque viola los tratados de libre comercio firmados por México. En eso ya no hay cambios, por el momento.

Se dieron cuenta, por fortuna, que era imposible para el Gobierno el almacenar y distribuir millones de piezas, con seguridad y en los tiempos establecidos. Es prudente lo que se decidió, en la Secretaría de Hacienda, porque hay empresas capacitadas para realizar ese tipo de tareas.

Se optó por abrirse al mercado internacional para la adquisición de los medicamentos, pero no se valoró que los acuerdos con Estados Unidos, Israel, Colombia, Japón y Uruguay establecen que para la compra pública de medicamentos y vacunas se debe considerar primero a las empresas nacionales e internacionales que se encuentran en la zona de tratados de libre comercio.

Nadie sabe cómo actuarán los grandes grupos farmacéuticos, pero resulta evidente que serán apoyados por los gobiernos de sus países debido a los intereses que representan, si es que deciden inconformarse en algún momento. Tampoco se trata de ceder al capricho de conglomerados internacionales, pero sí de atenerse a lo que contempla la ley. Además, los otros jugadores, los que pueden convertirse en proveedores del Gobierno mexicano, vienen de tradiciones donde se opera y negocia con rudeza.

Todavía no se ratifica el T-MEC y ya hay materia para la primera controversia, lo que de paso puede ser utilizado por Washington para presionar en otros temas.

En estos asuntos, los pleitos suelen resolverse en instancias de arbitraje, donde el Gobierno mexicano tienen que argumentar y en las que sus descalificaciones o listados no le servirán de mucho. Lo barato siempre resulta más caro y es lo que puede ocurrir en las próximas semanas o meses.

Para colmo, es probable que muchas de las medicinas que se surtan a los hospitales públicos no cuenten con las medidas que exigen los reguladores sanitarios y ahí es donde se armará un problema con países amigos y con los que hay un importante intercambio comercial.

Lo más delicado, es que lo que está en juego es la salud de millones de ciudadanos y de sus familias y que, para mayores datos, suelen ser los de menores ingresos y que tienen la necesidad de acudir al sistema de salud pública y de que ahí les surtan sus recetas.

También puede ser que las cosas no salgan tan mal, pero es temerario el dejar abiertas tantas variables que pueden implicar quebrantos de alcance mayor.

Ojalá que las aspirinas de la austeridad no terminen por ser un dolor de cabeza.

•Twitter: @jandradej

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La piedra angular de los derechos humanos Columnas
2020-09-30 - 02:20
La violencia en manifestaciones.  Columnas
2020-09-30 - 02:08
¿Qué sabe Harfuch de los normalistas? Columnas
2020-09-30 - 02:02
TIENEN BANDERA ROJA PENALES DE PUEBLA. Columnas
2020-09-30 - 02:00
Infancia trans y enfoque de niñez Columnas
2020-09-30 - 02:00
+ -