laopcionnota
El aire está enrarecido
El aire está enrarecido

Columnas viernes 24 de mayo de 2019 - 02:58


La atmósfera de nuestra capital se presenta irrespirable. La neblina que cubre la megalópolis crea un halo de nostalgia. Nunca habíamos anhelado tanto la lluvia, aunque estuviera compuesta de sustancias desconocidas.

El periódico El País contiene esta semana varios artículos sobre México, mezclando el análisis del sistema político actual con la crisis medioambiental y la problemática de salud que ésta genera. Estamos en la conversación y generamos conversación.

El comentario común se centraba en la incertidumbre que vivimos en el país. Pero, como me recuerda uno de mis grandes amigos, no vivimos en la incertidumbre sino en la certidumbre de que prácticamente nada camina adecuadamente. La sociedad permanece dividida, los medios han perdido libertad, la economía manifiesta estado de coma, la inversión dormita o duda, la recaudación se ajusta a niveles impensados, la inseguridad campea por sus fueros. Cuando aclarábamos a los extranjeros que la violencia se centraba en lugares donde el narco es el que se mata entre sí, tenemos que corregir y confirmar que hay tiroteos en las colonias más citadinas de la capital.

La seguridad que habían logrado mantener los gobiernos del PRD pese a todo, en Morelos y en la CDMX la está perdiendo Morena. Los noticieros anuncian coches con cuatro o cinco muertos. Torturados y masacrados.
Desgraciadamente nada que ver con una percepción.

Las grandes empresas encuestadoras ubican ya en un 60 por ciento la aprobación del Presidente. Hemos pasado en seis meses del 60 al 86 y del 86 al 60. El mexicano es de corto plazo y sabe analizar muy bien el día a día. El bajón de 26 puntos resulta más que significativo.

Los símbolos de campaña: el aeropuerto, la refinería, el tren, los sueldos de los funcionarios: no han mostrado un país más estable y equilibrado y la sociedad lo ha percibido. La percepción es realidad, pero cuando además se conforma de datos duros, la realidad se convierte en hiperrealidad.

Avanzamos poco y avanzamos mal. Salvo nuestra relación comercial y política con Estados Unidos, lo demás carece de sentido de largo plazo.
Los personajes del Gobierno son los mismos de siempre; los programas sociales se asemejan a los de antes, la Reforma Educativa ha dado miles de pasos atrás, la democracia muestra riesgos propios de sexenios terribles, la corrupción continúa como siempre.

Los grandes anuncios no llenan las arcas del Estado, los símbolos no parecen suficientes, el lenguaje no sustenta la realidad. Los números salen de una chistera de interpretación que tampoco responde a la realidad. La sociedad se mantiene enrarecida, dudosa, insegura, dividida, cubierta por pequeñas partículas contaminadas tanto en lo ambiental como en lo político.

El ambiente anda muy muy enrarecido y no logramos una Cuarta Transformación que convenza a un país harto de promesas incumplidas y de frases rimbombantes. La gran cuestión radica en de dónde vendrá la transformación.



•Director de Extrategia,
Comunicación y Medios

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Los infantiles brillan en nayaritColumnas
2019-06-14 - 04:19
Inicio prometedor en el TricolorColumnas
2019-06-14 - 04:16
Coctel de colores mexicanosColumnas
2019-06-14 - 04:13
El largo adiós de ChandlerColumnas
2019-06-14 - 04:07
¡A quien le hablan!Columnas
2019-06-14 - 04:03
IngresosColumnas
2019-06-14 - 03:59

Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-