facebook comscore
El “amigo” Trump y sus enredos legales

El “amigo” Trump y sus enredos legales

Columnas viernes 27 de septiembre de 2019 - 00:07

Los agradecimientos de Donald Trump, en plena sede de las Naciones Unidas, al Gobierno de México por la política que se está aplicando en materia migratoria son como una manzana envenenada y van a marcar un capítulo bastante vergonzoso en la relación bilateral.

Más lo será, si prospera el arranque del juicio legislativo de destitución en contra de Trump, en el que están empeñados los demócratas, y en particular la poderosa Nancy Pelosi, después de conocerse las presiones al primer ministro de Ucrania, Volodimir Zelenski, para que proporcionara información que pudiera servir para atacar al hijo de Joe Biden, exvicepresidente y uno de los principales contendientes por La Casa Blanca.

A Trump le gusta meterse en líos electorales, pero en este caso quizá sí pasó una línea de la que será difícil retornar y menos sin daños severos, aunque es muy poco probable que el escándalo termine en la destitución; es más, nunca un presidente de Estados Unidos ha sido despedido bajo el procedimiento de “impeachment”.

Es un mecanismo complejo en el que participa poder judicial ya que un ministro preside las sesiones, los representantes participan de fiscales y los senadores fungen como jurado.

Se requiere de una mayoría simple en la cámara baja para iniciar el juicio, pero posteriormente se necesita de dos tercios de los senadores para que el tema prospere y Trump cuenta con un respaldo mayoritario en la cámara alta, ya que es un territorio Republicano.

Pero en los hechos, el socio del Gobierno mexicano está viviendo momentos difíciles y vergonzoso que pueden causar daños colaterales.

La disputa someterá a presiones mayores la aprobación del T-MEC y existe la posibilidad de que las cosas se vayan para más largo.

Recordemos que muchos demócratas son bastante escépticos sobre lo que acordó Trump y si México podrá cumplir, sobre todo en lo que se refiere a derechos laborales y libertades sindicales.

Trump es muy mentiroso, pero por desgracia en el caso de la relación con nuestro país, en el asunto de los migrantes, no se equivoca.

Para mala fortuna, la decisión de la Suprema Corte de Estados Unidos, de permitir que quienes buscan asilo lo hagan desde otra nación, nos convirtió, a golpe de birrete, en Tercer País Seguro.

Nos tocó jugar con el rufián de la clase y lo apoyamos en sus barbaridades, pero el problema es que ahora lo ve el mundo entero en su condición de tramposo y eso no es bueno.

Nos pasó, hace años, cuando todos los guiños eran para los conservadores y Bill Clinton terminó despachando en La Casa Blanca.

Se dirá que es el destino, sí, pero lo fuimos buscando denodadamente.

•Twitter: @jandradej

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Malas señales para los periodistas Columnas
2019-11-15 - 01:12
Tiraditos Columnas
2019-11-15 - 01:11
IPH, el reto Columnas
2019-11-15 - 00:49
Ideologías húmedas Columnas
2019-11-15 - 01:39
Historia y dictadura Columnas
2019-11-15 - 01:38
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -