laopcionnota
El beso del diablo en el PRI
El beso del diablo en el PRI

Columnas jueves 09 de mayo de 2019 - 02:34


Como el beso del diablo, así será la elección para la presidencia del PRI. Por dónde se le vea, no hay modo para que las cosas salgan bien.

Optaron por la consulta abierta a la militancia, organizada por ellos mismos. Es un error que puede complicar la viabilidad misma del priismo. No hay condiciones para hacerlo así y la ayuda del INE salía muy cara.

El padrón de los afiliados es un desastre y va a ganar quien tenga capacidad de movilizar y en ello sólo hay de dos sopas: los gobernadores y el Gobierno federal.

La mayoría de los mandatarios, que todavía le quedan al PRI, ya tienen preferido y Andrés Manuel López Obrador también: Moreno Cárdenas, quien encabeza el Poder Ejecutivo en Campeche.

Esto coloca a José Narro, el otro aspirante con posibilidades, en una situación difícil. Por ello preferían, en su entorno, una elección con delegados, una asamblea nacional que definiera el rumbo y el mandato para quien despache en Insurgentes norte los próximos años y se encargue la prueba de fuego que significarán la contienda de 2023.

Las asambleas no son la panacea tampoco, porque siempre queda la idea de que pueden ser manipuladas, de que lo último que importa es la democracia y más en un partido acostumbrado a recibir línea y acatarla. Tienen, sin embargo, la virtud de atajar y controlar intereses ajenos.

Con ese procedimiento se corría el riesgo de la ruptura y prefirieron no arriesgar la unidad de un instituto político que inclusive está en riesgo de perder su registro en Baja California, lo que hasta hace algunos meses, antes de la elección federal, parecía imposible.

Lo que está en juego no es menor y ello a pesar del mal momento que se vive en el PRI, ya que su fuerza, aunque pequeña, puede ser el fiel de la balanza en muchos temas.

Recordemos que un puñado de votos en el Senado es el que hace que la Constitución no pueda ser cambiada sin el acuerdo de la oposición.

Como suele ocurrir en las grandes coyunturas, no hay ruta sin obstáculos y quizá se tendrá que decidir entre malos caminos.

Harán su elección, y será sucia e impugnada, porque las consultas abiertas requieren de profesionalismo en su preparación e instrumentación y de arbitrajes incuestionables.

Mal para el PRI, por no tener la entereza de tomar decisiones, aunque cuesten y de arriesgarse con ello, a que lo que eran aguaceros, se conviertan en verdaderas tempestades.

Quizá les queda el consuelo de que la consulta abierta no llevará a la ruptura, pero lo grave es que los conducirá al suicidio, a la renuncia de lo que fueron y, a pesar de todo, podrían ser.
•Twitter: @jandradej

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


Un Alacrán del CMBColumnas
2019-05-17 - 03:58
Menos asistencia y vistazo al TricolorColumnas
2019-05-17 - 03:55
Tres recuerdos de Tennessee WilliamsColumnas
2019-05-17 - 03:54
Hole in oneColumnas
2019-05-17 - 03:47
IngresosColumnas
2019-05-17 - 03:45

Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-